La Crisis de los 30: Supérala de forma constructiva

La Crisis de los 30: Supérala de forma constructiva

La Crisis de los 30 es algo de lo cual pocos treintañeros pueden escapar. Es que cada etapa de la vida trae lo suyo. Por lo general, alcanzado los treinta años los parámetros que se esperan de nosotros cambian. Por lo general, la crisis de los 30 sucede por las exigencias de la edad.

Aunque eso varía acorde al país y la sociedad, hay una generalidad. Dicha etapa de la vida nos exige tener empleo estable, casa, medio de transporte propio, y ahorros.

¿Y si llegamos a los treinta y aún tenemos un sueldo de cuando teníamos 20? No todo el mundo tiene la opción de realizar estudios universitarios. De hecho, aunque los realices, esto no te garantiza una auténtica estabilidad económica. Alcanzar esta edad donde se espera tanta “madurez” de nuestra parte, con el bolsillo roto, puede empeorar la crisis de los 30.

Lo el otro asunto es que el cuerpo cambia. Ya no tienes los mismos ánimos, y trasnocharte en una fiesta cada vez es menos posible. Además que la gravedad hace su efecto, cosas en tu cuerpo empiezan a caerse. Salen las canas, las ojeras, y las líneas de expresión. Ya no eres un adolescente.

¿Cómo podemos enfrentar la crisis de los 30?

En este artículo aprenderemos juntos como afrontar la crisis de los 30 de forma saludable. Nadie merece sentirse mal por haber alcanzado esta edad, y no tener lo que la sociedad te exige.

🔊 Escucha nuestro PODCAST sobre La Crisis de los 30, mientras lees este artículo.

¿Estás cerca de cumplir treinta años? ¿Ya estás en la edad de los treinta? En este capítulos hablamos sobre los cambios que trae llegar a esta edad y sobre como fue tener esta edad para antiguas generaciones.

Hablemos de La Crisis de Los 30

Hablemos de La Crisis de Los 30

A lo largo de nuestra vida, sufrimos varias crisis. De hecho La Crisis de los 30, se conoce como la antesala de La Crisis de los 50. Sí, a esa edad también tendremos otra crisis. Pero descuida, por ahora enfoquémonos en la crisis de los 30, que es nuestro tema.

Por lo general, la crisis de los 30 trae consigo muchos síntomas:

  • Depresión
  • Inseguridad
  • Soledad
  • Insatisfacción con la vida
  • Sensación de vacío
  • Ansiedad generalizada
  • Ganas de parar el mundo y bajarte
  • No tienes o sientes estabilidad emocional

También es a esta edad que tenemos la presión del triunfo. Ya no somos el joven que tiene un empleo mal pagado, y que a veces hay que pagarle las salidas. Por consiguiente, ahora, se le ha dado la vuelta a la tortilla. Es decir, somos nosotros, los que tenemos treinta años que debemos ser mecenas de algún buen amigo con un empleo mal pagado. Al menos, eso es lo que se espera. Pero, en caso de seguir mal empleado y mal pagado, la crisis de los 30 puede agudizarse.

Aunque a esta edad aún somos adultos jóvenes, cada vez más las exigencias de la sociedad nos pesan. Es que se endurecen conforme pasa el tiempo.

Te Recomendamos: Aprende a cerrar ciclos en tu vida.

Manifestación de los cambios de los 30 años

Manifestación de los cambios de los 30 años
  • El adulto joven se suele sentir atrapado. Dentro sí hay un fuerte deseo por cambiar, quiero un nuevo estilo de vida. Por lo general puede dejar su empleo, o cambiar de situación sentimental. Tiene amplias ganas de probar nuevas cosas, experimentar con la vida. Tiene nuevos intereses y nuevos valores. Esta etapa de la crisis de los 30, está cargada de positividad. ¿Por qué? Porque se suele mirar atrás, y sentirse conforme con las decisiones que se tomaron.

Como puedes ver, no todo es tan malo en la crisis de los 30. Sin embargo, el estrés y la carga laborar, así como las relaciones de pareja y amistad, son desencadenantes de esta crisis interna.

Por lo general, los que más sufren o padecen de forma negativa esta crisis, son los adultos con estudios superiores. Y, es que haber estudiado en una universidad, y alcanzar esta edad sin éxito, puede causar tristeza. Generalmente, estos adultos se encierran en una idealización de cómo debería ser su vida a esta edad.

Al contrario, los que no estudiaron, es probable que nunca se hayan idealizado en un futuro exitoso. Por ende, esta crisis les afecta de otra manera.

Te Recomendamos: Higieniza tu sueño para dormir como te mereces.

Pero… ¿Qué es en sí la crisis de los 30?

¿Qué es en sí la crisis de los 30?

Lo primero que debemos entender es ¿A qué nos referimos cuando hablamos de crisis?

  • Cambio brusco e importante que sufre el estado físico y/o emocional de una persona.

Cuando hablamos de la crisis de los 30 nos referimos a un cambio. Por lo general, los cambios siempre son buenos. Sin embargo nos suelen sacar de nuestra zona de confort. Por ende, nos producen miedo. Hay quienes gestionan de manera correcta y eficiente esta crisis, pues se adaptan al cambio. Otros, en cambio, suelen sufrirla de forma muy aguda.

La crisis de los 30 nos fuerza a replantearnos varias cosas. Solemos cambiar nuestro estilo de vida, nuestros objetivos, incluso nuestras metas. De pronto ya no queremos un apartamento en el centro de la ciudad, sino un rancho en el campo. La vida toma otros colores, y la vemos de otra manera.

Desde nuestra infancia, se nos ha dado todo lo que se ha podido. Mejor educación que la de nuestros padres, mejor estabilidad económica, y se nos ha enseñado el “camino correcto” a seguir. Un camino que nos llevará al éxito. Entonces, ¿Qué fue lo que falló que tenemos 30 y aún no tenemos éxito? ¿Por qué esta crisis nos golpea tanto?

Quizás, ya estudiamos, pero los títulos universitarios no son suficientes. Si queremos un pequeño aumento de sueldo, hay que seguir estudiando. Además de seguirse capacitando en el área laboral. En esta etapa de la vida, la crisis de los 30 mueve a muchas personas a emprender sus propios negocios.

La carga laboral, emocional, y social suele hacer que la crisis de los 30 nos sumerja en un ciclo de estrés y ansiedad.

Te Recomendamos: La empleabilidad y su importancia en tu vida.

¿Sentimos todos la crisis de la misma manera?

¿Sentimos todos la crisis de la misma manera?

Sí, y a la vez no. Los síntomas generalizados son los mismos. No obstante, esto puede variar acorde a la situación de cada quien.

  • Mujeres y hombres Casados: Sienten que han dejado de vivir muchas cosas por estar en una relación. Lo cual, en realidad no es cierto. Ya que compartir tu vida con alguien no es sinónimo de dejar de vivir. Es probable que tengas menos experiencias sexuales, debido a la monogamia de la relación. Sin embargo, las experiencias sexuales, no necesariamente son grandes experiencias de vida. Y, con una buena relación, sí puedes tener grandes experiencias de vida.
  • Hombres y Mujeres solteras/os: Lo común es pensar que si tienen una pareja estarían mejor o más feliz. Esto se debe a que proyectan esa sensación de vacío en otra persona. Suelen creer que la pueden llenar con alguien, cuando en realidad, esa sensación es personal. Además de ser inamovible. Una pareja no te llenará ni te quitará la sensación de vacío propias de la edad.

Te Recomendamos: La Tolerancia y su importancia en tu vida.

Aprendiendo a superar la crisis de los 30

Aprendiendo a superar la crisis de los 30

No creas en la presión de la edad y los años

Por lo general, la crisis de los 30 viene cargada de mucha presión social. Esto está en la idiosincrasia y la cultura de casi todos los países del mundo.

La edad no define tu éxito, ni tu estilo de vida. No es cierto que tienes que ser exitoso por haber alcanzado treinta años de edad. Además, ¿Qué es ser exitoso?

Para muchas personas, su visión de éxito es tener un jardín lleno de cactus y suculentas. Y, eso es totalmente viable. Pues el éxito es personal, y varía persona a persona. Un actor de teatro, quizás nunca sea rico. Pero el sólo hecho de hacer aquello que le gusta lo convierte en alguien exitoso. Probablemente no sea rico, pero hace lo que le gusta y es feliz. La felicidad, es el verdadero objetivo de la vida.

No creas en lo que te exige la sociedad. Vive tu vida a tu manera, todos vamos a diferentes ritmos. Tú ve al tuyo, sin presión que nadie te está esperando.

Responsabilízate de tu vida

En la crisis de los 30 empezamos a acumular cosas. De pronto queremos un aire acondicionado, un coche, un apartamento…. STOP!!!!

Eso es lo que te pide y te exige la sociedad, pero… ¿es eso lo que quieres realmente? ¿Llenarte de bienes materiales que quizás ni siquiera puedas disfrutar? No te estreses ni cedas a la ansiedad de acumular.

Piensa mejor en tu vida. Empieza a comer más saludable, haz ejercicios, usa protector solar, y rodéate de amigos. Y, claro… ahorra algo de dinero. Por supuesto, no puede faltar la mejor de las recomendaciones. Empieza a visitar tu médico aunque sea una vez al año. Hazte chequeos de rutina.

Recuerda que prevenir es mejor que lamentar.

Busca un grupo de apoyo para superar la crisis de los 30

En ese caso puedes pedir ayuda a algún grupo de apoyo.

Puedes hablar con familiares, amigos, o gente que ya haya pasado por esa situación.

Otra opción viable es acudir a terapia. Un psicólogo puede ayudarte a centrarte, para superar la crisis de los 30 de la forma más sana posible.

Si necesitas la experiencia de un profesional de la salud mental, cuenta con nosotros. Somos Mindy, terapia online a bajo costo. Nuestro equipo de psicólogos te ayudará a superar la crisis de los 30. Descubre como funciona. Incluso, hemos creado un pack de sesiones para que ahorres dinero en la terapia.

Agenda tu cita

Vivir solo no tiene nada de malo

No importa si es en una casa, o un apartamento de 4 habitaciones. Puede ser hasta una habitación independiente alquilada dentro de una casa. No hay nada malo en vivir solo, en tener tu espacio. No es cierto que la vida necesita de ti que ocupes más espacio del que necesitas.

¿Hijos? Si los quieres tener, entonces que seas el mejor padre o la mejor madre del mundo. Si aún no los tienes o no quieres, no pasa nada. Que nadie te presione al respecto. Y si te presionan, déjales saber tu firme postura de que no quieres, o no vas a tener. O, quizás no has tenido por las circunstancias.

Ciertamente, ni en la crisis de los 30, ni en la de los 50, ni en ninguna crisis, debes explicarle a nadie la razón por la cual no tienes hijos. En caso de que ya tengas, pues ámalos, y dale la mejor versión de ti mismo.

Sé agradecido

Es probable que lo que tienes ahora no fue lo que soñaste, ni lo que te imaginaste.

Es probable que no tengas todo lo que quisiste. Aún te falta ir a Europa, o vivir en una casa grandes rodeados de gatos o perros. Pero tranquilo, ve a tu ritmo.

Agradece todo lo que tienes y lo que has tenido hasta ahora. Eso reforzará tu autoestima como no te lo imaginas. Además que la gratitud es una virtud que ennoblece y enaltece al individuo. Disfruta de las cosas que tienes ahora en tu vida. Las cosas materiales harán aparición en su momento justo, y si no aparecen no importa.

Agradece siempre.

Asume el duelo

A esta edad algunas personas irán desapareciendo de tu vida. Los adultos mayores que te acompañaron en tu infancia y adolescencia, quizás ya no estén.

Vive el duelo, asúmelo. La vida puede ser dura a veces, y puede doler bastante, sobre todo con la pérdida de seres queridos. Pero que eso no te quite el sueño, al final… llegará el día en que tú seas el duelo de alguien.

Confía en ti mismo

Eres lo único que realmente tienes. Confía en ti y en tus habilidades. No te dejes llevar de la opinión de los demás. Estás en la mejor etapa de tu vida. Tienes muchos valores y cosas buenas. Piensa siempre en lo positivo que tienes, y dale eso al mundo.

Gracias!

Por haber leído hasta aquí.

¿Y tú? ¿Ya atravesaste la crisis de los 30 o estás en medio de ella? Cuéntanos tu experiencia en los comentarios. Estaríamos encantados de leerte!

No olvides compartir este artículo con tu amigo/a que está atravesando la crisis de los 30.

Somos Mindy, Terapia Online a bajo costo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte este post!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on whatsapp

Contenido relacionado:

Últimas publicaciones de nuestro Blog

Si te sientes abrumado/a por la pandemia, te podemos ayudar. Agenda tu primera sesión a mitad de precio hoy mismo.