Cómo cerrar ciclos, aprende a hacerlo de forma saludable

Cómo cerrar ciclos, aprende a hacerlo de forma saludable

Cerrar ciclos correctamente es clave para una sana salud mental. Desde que algo en nuestra vida se acaba, o se agota, hay que seguir adelante. Cada vez que dejas un ciclo abierto, corres el riesgo de estancarte. Por ello, cada etapa de la vida que concluye, nos invita a cerrar un ciclo. Por lo regular, cada uno tiene que cerrar ciclos en la vida. No uno, ni dos, sino varios. Pero hay que hacerlo bien, lo menos doloroso posible.

Cuando hablamos de dolor, no nos referimos directamente a que todos los ciclos sean dolorosos. Sin embargo, es menester tener en cuenta que cada ciclo que se cierra, forma parte del pasado. Muchas veces, nos aferramos al pasado y este no nos deja continuar. Sobre todo, cuando el ciclo aún se queda abierto.

Una nueva etapa en nuestras vidas, es un nuevo ciclo que se abre, y los inicios por lo regular tienden a ser difíciles, siempre.

¿Te has cambiado de trabajo? Debes cerrar el ciclo. No importa si el nuevo empleo te gusta más que el anterior. Hay un ciclo que necesita darle un cierre final. ¿Estabas en una relación y ahora estás soltero/a? Debes cerrar el ciclo.

🔊 Escucha nuestro PODCAST sobre cerrar ciclos, mientras lees el artículo.

Una relación de pareja, una mudanza, un viaje y muchos otros ejemplos de ciclos que hemos vivido, en este capítulo especial de final de temporada hablamos sobre vivir y cerrar ciclos para desprenderse y avanzar, un gran cierre para una gran temporada. 

Hablemos sobre cerrar un ciclo

Hablemos sobre cerrar un ciclo

Tal vez, la mejor definición para un ciclo es:

  • Un compilado de momentos vividos, cargados de sentimientos a los cuales nos apegamos. En un ciclo no importa si los sentimos y/o emociones son agradables o no.

Como tal, existen diversas formas de cerrar un ciclo. Incluso, podemos darte consejos, sugerencias, u opiniones para ayudarte. Pero debes tener en cuenta, que la forma más idónea de cerrar un ciclo es querer hacerlo. Esto es, no volver al pasado. Por consiguiente, seguir adelante.

Es más, desde un punto de vista psicológico, no cerrarás un ciclo al cual te sientas atado/a. Es decir, ¿tenías una relación con alguien y ahora ya no la tienes? Entonces, hazte la idea que ahora has vuelto a estar soltera/o. De lo contrario, el ciclo no cerrará. Si aún mantienes interés de regresar, o fuerzas un reencuentro, el ciclo seguirá abierto.

Cerrar un ciclo es sinónimo de querer seguir hacia adelante, y no retomar el pasado.

Quiero que prestes atención a los consejos de este artículo. Estos te ayudarán a cerrar ese ciclo que ahora mismo no te permite seguir hacia adelante. Por consiguiente, harán de tu salud mental un lugar estable. Tu mente, debe ser la zona de confort donde reposas. Así que vamos a aprender a cerrar ciclos, para dejar de luchar contra nosotros mismos.

Te Recomendamos: Descubre como perdonar y seguir adelante.

¿Es fácil cerrar un ciclo?

¿Es fácil cerrar un ciclo?

Honestamente, puede que sí, o puede que no. Eso varía de persona a persona, y sus ganas, intensidad o deseo de cerrarlo. Esto no quiere decir que por eso sea fácil o difícil lograrlo. El asunto aquí es que cada ciclo tiene su propia historia. Además, que su influencia en nosotros es distintas.

Por lo general, nuestra mente suele aferrarse al pasado. En ocasiones, queda atrapada en el mismo. Tu mente puede traerte una y otra vez el recuerdo del ciclo. Estas remembranzas vienen acompañadas de emociones. Es probable que en el proceso sientas angustia, ira, decepción, hasta tristeza. Por lo tanto, el ciclo te encierra en una esfera de dolor.

Como hemos mencionado, el ciclo no viene solo. A parte de los sentimientos y emociones, trae consigo algo llamado apego. Como tal, el apego es una especie de vínculo afectivo que nos ata a recuerdos, cosas, o personas. De hecho, en muchas ocasiones nos ata sin sentido alguno.

Quienes buscan cerrar un ciclo, se suelen cuestionar algunas cosas.

  • ¿Por qué no logro olvidarle si me hizo tanto daño?
  • Su muerte fue hace mucho, ya no debería dolerme.
  • ¿Por qué quiero volver a mi antiguo empleo donde me trataban tan mal?

Y, es que el apego, no siempre tiene sentido. Sólo nos hace más débiles, y nos impide disfrutar el presente.

Te Recomendamos: Aprende a dormir como te mereces.

Si ignoro el ciclo, ¿podré seguir adelante?

Si ignoro el ciclo, ¿podré seguir adelante?

Cuando pretendemos ignorar el ciclo, caemos en lo que se conoce como evasión.

  • La evasión es eximirse de sentimientos molestos para no afrontarlos.

Lo anterior mencionado, no lo hagas. No puedes evadir tus problemas. Eso sólo hará las cosas peor. En psicología te invitamos a afrontar todas las cosas. Descuida, esto es sin presión. Acuérdate que Roma no se construyó en un día y tu mente es más grande que Roma. De hecho, es infinita. Paso a paso, con terapia, o siguiendo los consejos que te daremos más adelante, lograrás cerrar el cielo.

A veces, se hace necesario el dolor, para sanar. Cerrar el ciclo conlleva en muchos casos hablarlo, expresarlo. En terapia, es común poner a las personas a hablar de aquello que les hace daño. Sí, es probable que llores, de hecho, puedes llorar, no pasa nada. Es normal sentir dolor por un ciclo que se cierra. Pero nunca evadirlo. Afrontar el dolor, que cada vez nos dolerá menos. Al final, llegarás a sanar.

Te Recomendamos: ¿Por qué sentimos culpa si nos da placer?

Consejos para cerrar un ciclo

Consejos para cerrar un ciclo

Suelta todo, tú eres prioridad

¡Ay sí! Sé, sabemos, sabes, que esto es más fácil escribirlo que hacerlo. Es muy difícil soltar el pasado, sobre todo cuando nos dio comodidad. Pero hay que hacerlo, sólo así podremos cerrar el ciclo.

Por lo general, los seres humanos somos un poco esclavos de la costumbre. ¿Lo sabias? En verdad, la costumbre es muy poderosa. ¿No me crees? ¿Qué pasaría si te digo que hay matrimonios que están unidos por costumbre y no por amor? Ciertamente, la costumbre es una fuerza poderosa, que no nos deja cerrar los ciclos adecuadamente.

Para cerrar un ciclo debes tomar conciencia de la situación. Saber, y entender que se acabó, que no hay vuelta atrás, y ahora debes continuar. Justamente por eso, es que te pedimos que sueltes.

Suelta todo, deja el pasado.

Vive tu duelo

Para bien, o para mal, cerrar un ciclo es significado de una pérdida. Y, cada pérdida en la vida trae consigo un duelo. No importa si fuiste tú quien dijiste hasta aquí, o si estás feliz por tu nueva etapa. Hay un duelo el cual debes atravesar, ese duelo es tuyo, nadie te lo podrá quitar. La psicología, sólo podrá orientarte, para que lo vivas de la forma más sana posible.

En el duelo, trata de no ser cruel contigo. Permítete estar triste, enojado, y si no quieres hablar con nadie está bien. Un momento para ti también es necesario. Pero no te aísles, recuerda que para tener una buena salud mental, hay que socializar.

Ningún ciclo se cierra escondiéndonos, apartándonos, o negándolo. No podemos escondernos de nuestros sentimientos. Ellos siempre nos encuentran. Así que no niegues tu duelo. Si quieres guardar ciertas formas para los demás, pues está bien. Es totalmente válido. No siempre queremos mostrar nuestro corazón como agua cristalina donde todos pueden ir a beber agua. Guardar algunas cosas para nosotros, es aceptable. Sin embargo, no te niegues el duelo a ti mismo/a. Reconoce ante ti lo que te está pasando, y atraviésalo. El dolor llegará a su fin, ya lo verás.

Cuando acabes el duelo, cerrarás el ciclo. Podrás hacer un balance de las cosas positivas y negativas del mismo.

¿Sabes qué es lo más importante? Que serás un ser humano con más experiencia. De hecho, es probable que en una próxima ocasión, afrontarás las cosas de otra forma.

Vive el duelo, cuando acabe, dirás adiós.

Vive el presente

Lo bueno de cerrar un ciclo, es que te pondrás en paz con tu pasado. Entonces, y sólo entonces, podrás seguir adelante sin que te afecte lo vivido. Por eso, preocúpate por lo que tienes en frente.

¿Estás en nuevo empleo? Creo que es un buen momento para conocer a tus nuevos compañeros de trabajo. Enfócate en lo que tienes a mano. Puede ser un nuevo apartamento, un nuevo estado sentimental, un nuevo país, en fin… el presente. Lo que te rodea es tu prioridad ahora mismo.

TENGO MIEDO!!! Dicen muchos cuando están en una etapa nueva de su vida. ¿Te cuento algo? Eso es totalmente normal. Lo novedoso nos puede resultar interesante y curioso, pero a la vez nos puede provocar miedo. No te culpes. Sigue hacia adelante, notarás que tendrás nuevos aprendizajes, sorpresas, y cambios agradables.

El cambio, hay que aceptarlo como un aliado. Un amigo de la vida al cual tenemos que abrazar. Cada nuevo ciclo es una nueva etapa que nos enseñará muchas cosas.

Cierra ciclos viejos, abre ciclos nuevos.

Acude a Terapia

Si sientes que necesitas ayuda para poder cerrar un ciclo en tu vida, no lo dudes. Acude a terapia.

Ir a terapia es sinónimo de que te preocupas por ti. De que te quieras, y entiendes que necesitas sanar. Puede que un ciclo te tome mucho tiempo en cerrar, y es entendible. Sin embargo, un buen terapeuta puede ayudarte a cerrar el ciclo más rápido, incluso de forma más efectiva. De hecho, con un profesional de la salud mental, el ciclo cerrará con menos dolor para ti.

Somos Mindy, terapia online a bajo costo. Si necesitas ayuda de psicólogos, con experiencia en cierre de ciclos, agenda una cita con nosotros. Conoce nuestro equipo de psicólogos. Incluso, hasta hemos creado un pack de sesiones por si necesitas varias sesiones en tu terapia.

Agenda tu cita y Descubre cómo funciona.

Ejercicio psicológico para cerrar un ciclo

  • Haz una fotografía del inicio: Es decir, piensa en cómo inició el ciclo, en los detalles. No importa si hay tristeza, o rabia. Acuérdate que eres todo eso, y las emociones no son malas. Sólo son emociones, no las juzgues, no te juzgues por sentirlas.
  • Piensa en cómo te sentías: Enfócate en las emociones que se produjeron en ti al inicio del ciclo.
  • Acuérdate de tus avances: Piensa en tus iniciativas, y en como reaccionaste ante cada hecho que te hizo estar encerrado/a en ese ciclo que ahora intentas cerrar.
  • Sé honesto: En este ejercicio debes tener honestidad en todo momento. No omitas errores, sin importar de quién hayan sido.
  • Piensa en lo que eras antes y eres ahora: Sin lugar a dudas, esta nueva etapa en este nuevo ciclo de tu vida seguro tiene cosas mejores que la anterior. ¿Verdad?
  • Acciona: Si necesitas perdonar, perdona. Si necesitas pedir perdón, pídelo. Si necesitas terapia, habla con nosotros.

Gracias

Por haber leído hasta aquí.

¿Y tú? ¿Has cerrado algún ciclo en tu vida? Déjanos saber en los comentarios tu experiencia con algunos.

Y, por supuesto… sería genial que le envíes este artículo a tu amigo/a que está cerrado algún ciclo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte este post!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on whatsapp

Contenido relacionado:

Últimas publicaciones de nuestro Blog

Si te sientes abrumado/a por la pandemia, te podemos ayudar. Agenda tu primera sesión a mitad de precio hoy mismo.