El miedo al qué dirán y la aprobación de los demás

El miedo al qué dirán y la aprobación de los demás

El miedo al qué dirán también es conocido como fobia social. Su existencia nos suele hacer fracasar. ¿Por qué fracasar? Cuando tienes miedo al qué dirán, sueles suprimir tus habilidades y/o talentos. Esto con el objetivo de no hacer el ridículo o evitar que piensen mal de nosotros. O, en su defecto, no quieres que piensen algo contrario a lo que quieres proyectar.

En sí no está mal preocuparse por tu imagen pública. Todos los hacemos en distintos niveles. Por alguna razón nos ponemos nuestra mejor ropa cuando visitaremos algún lugar en específico. Sin embargo, el problema con el miedo al qué dirán, es que te condiciona.

¿Cómo te condiciona? Pues tu forma de vida se moldea, acorde a la opinión pública. Incluso, tu mente está siempre llena de pensamientos, sobre lo que el otro tiene en la cabeza. Muchas veces, estos pensamientos son mal infundados. No es cierto que los demás están tan pendiente de nosotros como pensamos.

El miedo al qué dirán te manipula, y te hace sentir observado en todo momento.

La principal causa de la existencia del miedo al qué dirán, es una baja autoestima. Pero no te preocupes, con terapia esto se soluciona. Ya verás como poniéndote en manos de profesionales de la salud mental, superarás estos obstáculos. Pues pondrás todos tus talentos, a tu merced. Sin miedo, y sin ataduras.

🔊 Escucha nuestro PODCAST sobre El miedo al qué dirán, mientras lees este artículo.

¿Es importante lo que piense el resto? ¿debería afectarnos o darnos lo mismo? En este capítulo Vanessa, Felipe y Matías nos hablan desde los 2 extremos exponiendo la inseguridad, la vergüenza y las trabas que nos ponemos en tomar ciertas decisiones. Y tú, ¿hay algo que te arrepientas de no haber hecho?

Hablemos de El Miedo al qué dirán

Hablemos de El Miedo al qué dirán

Como habíamos mencionado, todos nos preocupamos en mayor o menor medida por nuestra imagen pública. Y, también por la opinión de las personas que nos importan. Hasta cierto punto, todo eso es válido. Quizás, lo que piense tu pareja, tu familia, tus amigos cercanos, sea relevante en tu vida. O, imprescindible.

Hasta ese punto no hay ningún inconveniente. El problema inicia cuando te preocupa lo que piense una segunda, tercera, o hasta octava persona. Ahí hace presencia El Miedo al qué dirán. El cual suele aparecer robándote tu esencia, y libertad.

Es probable que el miedo al qué dirán siempre haya existido. Y, es que como sociedad siempre hay reglas y normas que van acorde a lo que es “correcto”. No hay ser humano que pueda librarse de ello. Ya sea en el trabajo, en la familia, en la calle, siempre hay reglas. La gente siempre espera que nos comportemos de una manera específica. Quien sale de ahí, corre el riesgo de caer en la boca de los demás.

Te Recomendamos: Cerrar Ciclos de forma saludable.

¿El miedo al qué dirán tiene consecuencias?

¿El miedo al qué dirán tiene consecuencias?

De hecho, tiene bastante consecuencias. Todas son perjudiciales para tu salud mental, y tu estado de ánimo. Además de que dificultan tu día a día. Te produce un desgaste mental y físico tan elevado, que cansa el cuerpo.

  • Imagina una persona que al hablar quiere sonar “bonito” o intelectual. Esto, con el objetivo de que no piensen que es bruto/a. El miedo al qué dirán aparece, puede traicionarte y sonar pretenciosa/o.

¿Notas lo irracional que puede ser el miedo al qué dirán?

  • Si estás usando una camisa con una mancha casi imperceptible, de pronto crees que todo el mundo la está mirando. Este miedo irracional, te hace ver grandes, problemas minúsculo. Además, si los demás ven la mancha en la camisa, ¿qué?

El miedo al qué dirán te hará creer que los demás pensarán que eres desalineado. Todo por una pequeña mancha. Cuando en realidad, la mayoría ni la vio. Y, en caso de que la haya visto, pensarán que fue un desliz, o que quizás no te diste cuenta. ¿Has pensado que a ellos también les ha pasado lo mismo? O, quizás… peor.

La opinión de los demás, es sólo la opinión de los demás. La tuya, es la única que importa.

Lo que digan a tus espaldas no es algo a lo cual debas prestarle atención. Si no afecta tu círculo de amigos, tu familia, o tu trabajo, ¿Qué importa? ¿De qué te sirve?

Te Recomendamos: Higiene del sueño, duerme como te mereces.

¿Por qué debes superar el miedo al qué dirán?

Podría hacerte una lista, y 100 artículos no dieran a basto. Sin embargo, vamos a mencionar aquí las razones más importantes para hacerlo.

  • Tus emociones y sentimientos se reprimen al estar constantemente pendiente de las opiniones de las demás.
  • No tienes la obligación de agradarle a todo el mundo, de hecho, eso es IMPOSIBLE.
  • El miedo al qué dirán es un ingrediente para la depresión, ansiedad, y tristeza.
  • Tu percepción de ti, es lo único que importa.
  • Tienes tu personalidad, estilo, aficiones, y gustos. Defiéndelos, no debes ser parte del montón.

La opinión de los demás sobre ti, no tiene que convertirse en tu realidad.

– Les Brown –

¿Por qué nos importa tanto la opinión de los demás?

Desde los inicios de la humanidad, siempre hemos vividos en grupos. Estos grupos crean sus reglas, y normas, y quien no las siga, puede ser reprendido. Por consiguiente, el miedo al qué dirán, es una herencia evolutiva, para sentir que somos parte de algo.

En el miedo al qué dirán se dan dos tipos de procesos:

  • Miedo al daño que no pueden hacer los demás: Como tal, debes cuidar de ti mismo. Es bueno, valido, y loable. Sin embargo, el miedo al qué dirán suele hacer que veamos peligros donde no los hay. Por consiguiente vivimos siempre alerta, y creando escenarios en nuestra cabeza. Esa sensación de que nos harán daño, es una especie de paranoia, desprendida de esta fobia.
  • Miedo a una mala opinión: No nos precipitemos. Es normal sentir cierto resquemor, o tener alguna mal querencia con la opinión de los demás. Puedes sentirte abrumado, avergonzado, o hasta triste. Es normal, no pasa nada. El problema inicia cuando empezamos a vivir en consecuencia de la opinión pública. Es sumamente peligroso este proceso, porque confundimos la realidad, con lo que tenemos en nuestra mente. Todo esto afecta nuestro círculo social. Además que te puede hacer alguien voluble. Si estás en un grupo que está criticando a otras personas, el miedo al qué dirán puede hacer que te unas. Todo con el propósito de sentirte aceptado, y que no te vean como alguien ajeno al grupo.

Te Recomendamos: Profecía autocumplida, cuando sucede lo que piensas.

Existen muchos factores que intervienen en esta fobia

Existen muchos factores que intervienen en esta fobia del que dirán
  • Personalidad: El miedo al qué dirán depende mucho de nuestra personalidad. De hecho, depende bastante de cómo afrontemos ciertas situaciones. Es decir, si ante la mirada crítica de la gente te agobias. Y, te dejas llevar por el dolor, la tristeza, etc… es probable que evites esa situación la próxima vez. Esto con el interés de no volver a atravesar ese dolor. Por tal motivo, el miedo al qué dirán hará acto de presencia en tu vida. Motivándote a intentar caerle bien a todo el mundo. Cuando en realidad, sólo no quieres seguir y/o volver a sufrir.
  • Biología: Hay personas que por su propia forma de ser generan patrones de pensamientos, y conductas desadaptativas. Suelen ser gente cuya genética es más vulnerable al estrés y la ansiedad.
  • Aprendizajes. En ocasiones, muchos niños crecen con este tipo de conductas aprendidas de los padres. Un hogar donde los parientes le digan a los niños: “Debes andar siempre bien arreglado, de lo contrario dirán que tu familia no cuida de ti”. Está creando un aprendizaje negativo en el infante. Es probable que de adulto, tenga miedo al qué dirán, cuando no andes con ropa adecuada a la opinión pública.
  • Experiencias: Una mala experiencia, también puede moldear nuestra conducta para evitar la opinión negativa de los demás hacia nosotros.

Te Recomendamos: La tolerancia y por qué es indispensable para la convivencia.

¿Cómo superar el miedo al qué dirán o la fobia social?

¿Cómo superar el miedo al qué dirán o la fobia social?

En sí, no hay una clave o fórmula específica para superarlo.

Acuérdate que el miedo al qué dirán tiene su base en la baja autoestima. Por ende, trabajar la autoestima es lo mejor para superarlo. Esto se logra de forma más eficiente con terapia. Sin embargo, si hay algunos consejos que puedes seguir. Esto en caso que no puedas asistir a terapia.

Toma en cuenta los consejos de este artículo y ponlos en práctica sí o sí. Es innegociable que continúes viviendo de la opinión de los demás. Ten presente que el miedo al qué dirán te mantiene constantemente en “hipervigilancia”, de todo lo que haces. Eso agota, cansa, estresa, angustia, y nadie tiene tanta fuerza para vivir así. Tendrás un desgaste mental, y físico. Así que suelta a los demás, y vive para ti.

El miedo al qué dirán te mantiene analizándote a cada rato. A tal punto, que cambias tu conducta o comportamiento. Todo esto con el fin de encajar con los demás, por miedo al rechazo o al qué dirán.

En psicología a esto se le suele llamar sesgo interpretativo. El qué dirán, te alimenta a vivir en un ciclo perpetuo de ansiedad.

Sé consciente de lo que te pasa

El primer paso es aceptar que tienes miedo al qué dirán. Tan pronto lo aceptes, empezarás a ver las cosas diferentes. Pues, te empezarás a observar más (no confundir auto-observación con hipervigilancia). Por consiguiente, tendrás más consciencia de cuando haces algo por el miedo al que dirán, y cuando no.

No tengas miedo al rechazo

¿De verdad merece la pena? ¿Vas a dejar de ser feliz porque alguien te rechace?

  • Si el rechazo viene de familia, amigos, o círculo íntimo, puede que sea negociable. Si viene de los demás, déjalo ir.
  • No puedes ser lo que no eres. Así como los olmos no dan peras, tú no puedes ser algo con lo que no te sientas identificado. Hacerlo, sólo te pondrá una carga emocional más fuerte de la que te gustaría soportar. Además que elevará tu niveles de frustración. Todo esto provocará que baje tu autoestima.

Sigue tus propias convicciones

Si no quieres hacerlo no lo hagas, nadie te está obligando. Y si te están obligando y no lo quieres hacer di NO. No tengas miedo a lo que piensen de ti por negarte a aquello que no te interesa.

Sé que puede sonar duro al principio, pero vale la pena. Una vez digas NO, te darás cuenta del placer que sentirás al no hacer aquello que te molesta. De hecho, tu cerebro se excitará, y sentirás placer. El placer de decir NO, cuando es NO. Y SÍ, cuando es SÍ.

¿No te hace sentir bien? Entonces no lo hagas. Retírate si es necesario. Al final, aunque no lo creas, mucha gente te respetará por eso, y te verá como alguien firme, con convicciones.

Mantén firme tu postura

Tus valores, ideales, pensamientos, son tuyos… defiéndelos a capa y espada.

No permitas que los demás te infravaloren ni que te manipulen. Muchos manipuladores son expertos poniendo en tela de juicio tu proceder. Incluso, hasta haciéndote dudar de ti mismo/a.

Recuerda, si no quieres hacerlo no lo hagas. Si piensas que está mal, pues está mal. Tú eres tú, y los demás son los demás. Que no te preocupe en demasía la gente. Al final, cada bien baila el ritmo de la vida como su propia música se lo permita.

Sé tu mismo/a.

 Escucha las críticas, toma lo que te conviene, suelta lo otro.

¿Hiciste algo por lo cual te llegaron comentarios? Escúchalos, no dejes que te afecten. Escúchalos, si quieres tomar algo de ahí, tómalo. Si nada te interesa, pues suelta.

Lo importante para superar el miedo al qué dirán es saber mantener firme una postura, y soltar cuando es necesario.

Entiende que hay diversos puntos de vista. No porque alguien diga que estuvo mal lo que hiciste, quiere decir que en verdad estuvo mal. Cada cabeza es un mundo con sus propias reglas y normas. Además, toma en cuenta que también hay gente que habla de más, porque nunca se pueden quedar callados.

No vas a gustarle a todo el mundo

No hay muchas explicaciones en este punto. Para superar el miedo al qué dirán acepta como bueno y válido que no le gustarás a todo el mundo. No hay que darle más vueltas. Hay gente que le caerás bien desde el primer momento, y otros te detestarán sin conocerte.

Trabaja tu autoestima

Existen muchas formas de trabajar tu autoestima en casa. Sin embargo en Mindy, entendemos que la mejor forma es con un psicólogo. Hay ciertos factores de la autoestima, que son indispensables ser revisados por un profesional de la salud mental.

Es por ello, que te exhortamos a visitar un psicólogo para acudir a terapia. De esta forma podrás cuidar tu autoestima.

En caso de que te decidas por acudir a terapia, puedes contar con nuestro apoyo. Somos Mindy, terapia online a bajo costo. Conoce nuestro equipo de psicólogos, y elige el que más se adapte a ti. Hemos creado un pack de sesiones, en el cual puedes ahorrar todavía más dinero en tu terapia.

Agenda tu cita con nosotros.

No eres perfecto/a

Nadie lo es. Puedes equivocarte y cometer errores. Si puedes enmendarlo lo haces, sino pues sigue adelante. Todos cargamos una mochila llena de errores, vergüenza, y hasta remordimientos. Pero… ¿Adivina qué? También hay amor y buenas experiencias.

Si te equivocaste, nada pasa. Todos los hacemos.

Gracias!

Por haber leído hasta aquí.

¿Cuál es tu experiencia con el miedo al qué dirán? Déjanos saber en los comentarios. Y, comparte este artículo con tus amigos.

Somos Mindy, terapia online a bajo costo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte este post!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on whatsapp

Contenido relacionado:

Últimas publicaciones de nuestro Blog

Si te sientes abrumado/a por la pandemia, te podemos ayudar. Agenda tu primera sesión a mitad de precio hoy mismo.