Profecía Autocumplida, o cuando sucede lo que piensas

Profecía Autocumplida, o cuando sucede lo que piensas

La profecía autocumplida, es un hecho bastante extraño en nuestra percepción de la realidad. Puede sucederte en cualquier momento de tu vida. Estás con unos amigos, conversando, y de pronto a uno de ellos le suena el celular. En ese momento piensas: <>. Cuando la persona cuelga la llamada, se despide, y se va. A eso llamamos profecía autocumplida.

Lo curioso de la profecía autocumplida, es que cuando llega nos provoca una sensación extraña de la realidad. Como si fuésemos conscientes de todo lo que está a nuestro alrededor, y de lo que sucederá. Da la impresión que tenemos una película en nuestra cabeza de la cual ya sabemos el guion.

¿Qué tiene que ver la profecía autocumplida con la psicología? Pues más de lo que te imaginas, de hecho se han llevado a cabo estudios al respectos.

Antes de introducirnos de lleno en los detalles de este interesante tema, te invito a que visites nuestro PODCAST, donde tratamos la profecía autocumplida. De paso, aprovecha y haz clic donde dice follow, para que nunca te pierdas ningún capítulo.

https://open.spotify.com/episode/0VIDSZjKHrGuBXS0p9CFfg
Te ha pasado que a veces piensa en algo y ese algo se cumple? sea algo positivo o negativo? a esto se le llama “Profecía autocumplida” y ese es el tema central de nuestra conversación de este capítulo, un tema muy interesante para poder entender y ver cómo se relaciona con el día a día. 

¿Qué es la profecía autocumplida?

Qué es la profecía autocumplida

Una profecía autocumplida o autorrealizada es una predicción que, una vez hecha, es en sí misma la causa de que se haga realidad.

Cuando hablamos de profecía autocumplida, también nos podemos referir a una especie de sesgo cognitivo, mediante el cual predecimos lo que sucederá.

Te explicamos con más detalles…

Los seres humanos usamos nuestras experiencias de vida para aprender de cara a la misma, de cara al presente, de cara al futuro. En este trajín de hechos, acontecimientos, y sucesos que se abocan a nuestras vidas todos los días, creamos conexiones. Esas conexiones nos sirven para predecir lo que sucederá. No hay que usar la profecía autocumplida para saber que si cruzas la calle con el semáforo en rojo te van a chocar. Sin embargo, esto puede ser distinto en circunstancias algo más inusuales.

Resulta, que estás en una fiesta, un compartir de amigos. A tu amiga la llamaron por el celular y se tuvo que ir, la profecía autocumplida tiene mucho que ver. ¿Por qué? Conoces a tu amiga, sabes de su vida, quizás ella tiene quehaceres laborales, un familiar con problemas de salud, o una relación tóxica. No lo sabemos, pero tú sabes que a ella la suelen controlar a veces por el celular. Por ende, cuando ves que suena su celular, inmediatamente dices: <>.

Como ya lo ha hecho antes, y es habitual, la van a llamar y tendrá que irse. Ya lo sabes… están servidos sobre la mesa todas las situaciones para que eso se de, y tú, lo intuyes.

¿Profecía autocumplida? ¿Aprendizaje de la vida? ¿Cómo sucedió esto?

Te Recomendamos: Placer Culpable

Teoría de la profecía autocumplida

La teoría de la profecía autocumplida la desarrolló el sociólogo Robert King Merton, el planteó lo siguiente:

“Si los individuos definen las situaciones como reales, son reales en sus consecuencias.”

Robert King Merton

En este teorema, él concluye que lo que sucede en estos casos es que los individuos, es decir tú y yo, respondemos a la percepción y al sentido que le damos a las cosas, y no a la realidad objetiva. De hecho, en muchos casos, solemos “provocar” que los hechos sucedan de X, Y, o tal manera. Por consiguiente, se entiende que también hacemos que se cumplan nuestras profecías.

Ejemplos

<>. Profecía autocumplida.

<< Estás molesto con tu pareja. Tienes ganas de reclamarle algo que hizo hace dos meses. Piensas y piensas y piensas en ello, pero ya no se lo puedes reclamar. Ha pasado el tiempo. Sin embargo, imaginas el escenario perfecto donde se te puede abrir la puerta emocional para reclamarle por aquel hecho, llegas a casa y el escenario perfecto se da tal cual lo imaginaste, y le reclamas>>. Profecía autocumplida, o mejor dicho profecía provocada y/o forzada para que sea autocumplida.

“La parábola nos dice que las definiciones públicas de una situación (profecías o predicciones) llegan a ser parte integrante de la situación y, en consecuencia, afectan a los acontecimientos posteriores”.

Robert King Merton

Sesgo de confirmación

teorías de la profecía autorealizada

Al igual que la profecía autocumplida, el sesgo de confirmación es una especie de búsqueda que hacemos para confirmar lo que queremos. Es como si la realidad que tenemos frente a nosotros la analizamos únicamente desde nuestra perspectiva para encontrar lo que queremos.

Este punto suele ser bastante peligroso, pues encierra la realidad dentro de un margen de opinión personal, que puede afectar nuestras relaciones sociales.

Algunas personas que suelen creer que su pareja está viéndose con otra persona, o que le gusta otra persona, encuentran lo que necesitan para generar la acusación. Muchas veces, todo eso forma parte de su sesgo de confirmación, o de la profecía autocumplida. Si alguien no te da buena espina por cualquier motivo, cuando te falla, el sesgo de confirmación actúa y te hace saber que tenías razón.

De este sesgo se desprenden frases famosas:

  • Te lo dije.
  • Sabía que ocurriría.
  • Al final sucedió tal como yo había pensado.
  • Yo sabía que eso iba a pasar.

La profecía autocumplida, al igual que el sesgo de confirmación, es lo que en psicología se llama sesgo cognitivo. Este tipo de pensamientos erróneos nos hacen tener una percepción errada de la realidad. Muchos de ellos son involuntarios, pero debemos aprender a identificarlos y gestionarlos correctamente. No puedes permitir que un sesgo manipule y/o controle tu propia realidad.

Te Recomendamos: Infidelidad, conoce sus causas y consecuencias.

Consecuencias de la profecía autocumplida

Consecuencias de la profecía autocumplida
  • Situación de Alerta: Al plantearnos escenarios mentales donde podemos correr peligro cuando no es cierto. O, donde estamos sobre un riesgo social, que está lejos de ser real.
  • Indefensión: Suele provocar la sensación que no podemos evitar que suceda lo que sea que nos vaya a suceder.
  • Vulnerabilidad ante el futuro: No podemos hacer nada para cambiar la inminente realidad que se acerca.
  • Nos hace cometer errores: Al ser un sesgo cognitivo, su visión siempre será pre-elaborada. No adaptada a la realidad.

¿Puede una profecía autocumplida ser peligrosa?

Bueno, técnicamente hasta el amor cuando no se gestiona correctamente pueda desarrollar actitudes que pueden resultar peligrosas. Por consiguiente, cualquier emoción mal gestionada puede ser peligrosa para ti. Así que no te preocupes… sí, la profecía autocumplida puede ser peligrosa, pero también es cierto que puedes protegerte de ella. En este mismo artículo más adelante te diremos como.

Mira estos ejemplos de peligrosa que puede ser una profecía autocumplida en tu vida.

  • Reprobarás tus clases de manejo: Hoy es tu examen con tu instructor de manejo para obtener la licencia de conducir. Aún no has llegado, pero ya sabemos mejor que nadie en un momento cometerás una estupidez de la cual no tendrás excusa, y reprobarás el examen. De pronto, ya conduciendo, se presenta un escenario que puede ser muy estúpido, que es imposible que cometas un error, pero ya estás programado para hacer que la profecía autocumplida se lleve a cabo. Entonces….. PRAM!!! Profecía autocumplida.
  • No te darán la beca: Porque sabes que te vas a poner muy nervioso y creerán que todo lo que digas es mentira. Sabes que para demostrar nervios la frente suda, la mirada se pierde, o se toman actitudes pocos comunes. Llegas a la entrevista para la beca, y te comportas como si fueras un mitómano. Programaste todo, y tu cuerpo obedeció. Luego sales de ahí y dices: Lo sabía. Profecía autocumplida.
  • Mi pareja me es infiel: Y llegas a tu casa y le encuentras hablando por teléfono. Sí, te es infiel. Obvio habla por teléfono todos los días, pero ahora piensas creer que es con quien te es infiel. Además, está hablando bajito. Habías profetizado que tendría una fuerte pelea por celos, el escenario está dado. La pelea es ahora. Profecía autocumplida.

El efecto Pigmalión

El efecto Pigmalión, tiene estrecha relación con la profecía autocumplida. Pues este hace referencia a la influencia que pueden tener los demás, el entorno, o el ambiente en el cual nos encontramos en nosotros.

Generalmente se manifiesta cuando permitimos la influencia de lo que nos rodea, para llevar a cabo, ejecutar, o realizar una acción o conducta esperada.

Si tienes un trabajo ejecutivo, quizás se espere algo específico de alguien con tu perfil. Lo mismo sucede si eres artista, si te dedicas a X profesión, o si estás en un grupo de amigos.

El problema con el efecto Pigmalión es que puede ser tanto positivo como negativo. Si alguien se ha asociado a un grupo de malhechores, también se esperan de él ciertas cosas, y el efecto Pigmalión también se hace presente.

Te Recomendamos: Envidia, ¿por qué anhelamos lo que tiene el otro?

¿Cómo gestionar la profecía autocumplida?

¿Cómo gestionar la profecía autocumplida?

Presta atención a tus pensamientos

Observa si son flexibles, estrictos, catastróficos, si están enfocados al presente o al futuro.

¿Cuándo y por qué te sucede?

Si siempre que estás tomando con un grupo de amigos, te imaginas que surgirá un problema, disgusto, o mal querencia que hará que se arruine la fiesta. Analiza, ¿por qué pienso esto? ¿Qué sucede? ¿Hay alguna razón que de pie a que eso sucederá? ¿Acaso hay aquí enemigos o gente que se odia a muerte o que se debe mucho dinero? No… ¿Entonces? Sigue adelante….

Escribe

Escribe todo sobre la profecía autocumplida. Todo lo que se te venga a la mente, incluso escribe si tienes pruebas de ella o no. Eso te ayudará a entenderla.

Enfócate en otra cosa

Deja de pensar en ello. Además, no es algo real, es sólo un pensamiento que hay en tu cabeza, un sesgo, un soslayo mental dispuesto a redefinir tu realidad.

Toma tus propias decisiones

No te dejes manipular por una profecía autocumplida. Elija siempre sabiamente a qué prestarle atención y a qué no. Si la profecía autocumplida te quita paz, suelta eso, y sigue adelante. Al final, a veces la mente tiene juegos, que no entendemos del todo.

Gracias

Por haber leído hasta aquí. Si te ha gustado el artículo demuéstranos tu apoyo compartiéndolo en tu redes sociales.

¿Cuál ha sido la profecía autocumplida más rara que has tenido?

Déjanos saber en los comentarios.

Queremos leerte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte este post!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on whatsapp

Contenido relacionado:

Últimas publicaciones de nuestro Blog

Si te sientes abrumado/a por la pandemia, te podemos ayudar. Agenda tu primera sesión a mitad de precio hoy mismo.