Recetas para niños con Autismo

Recetas para Niños con Autismo | Nutrición Online

Las Recetas para Niños con Autismo son imprescindibles en toda dieta para un paciente con TEA. ¿Por qué? Sencillo… Los niños con autismo tienen gustos y preferencias diferentes a los de los niños neurotípicos.

Algunos niños con autismo son sensibles a las texturas (como los alimentos crujientes o masticables) y puede que no les guste el azúcar refinado, los alimentos picantes o los alimentos ácidos como el vinagre.

Un niño con autismo también puede preferir la rutina a la variedad y frustrarse cuando sus comidas cambian de un día para otro. Es importante aprender a realizar recetas para niños con autismo. Esto con el fin de satisfacer las necesidades dietéticas específicas de tu hijo es sólo una parte de la ayuda para desarrollar sus habilidades sociales en torno a la comida.

La clave está en encontrar formas de hacer que la hora de la comida sea una experiencia agradable para su hijo en todo momento.

Siga leyendo para obtener más información sobre cómo satisfacer las necesidades dietéticas específicas puede ayudarle a crear un entorno que fomente experiencias positivas en torno a la comida para su hijo con autismo.

Recetas para Niños con Autismo | Tea y Nutrición

Hacer recetas para niños con autismo puede resultar una compleja si el paciente es muy quisquilloso. A veces se convierte en una tarea desalentadora, afortunadamente el amor hace que uno siga adelante. Con tanta información sobre lo que hay que dar de comer a tu hijo, es confuso y puede resultar estresante. Todos sabemos que comer bien ayuda a sentirse bien.

Los beneficios son infinitos cuando se trata de la nutrición y la alimentación de nuestros pequeños. Pero lo más difícil es encontrar el tiempo para preparar comidas sanas mientras se trabaja, se asiste a la escuela o se atiende a otras responsabilidades.

Con el apoyo y la orientación adecuadas, se pueden cocinar las recetas para niños con autismo. Son super fáciles y cualquiera puede aprender a cocinar para su hijo con autismo. Hay que planificar con antelación, reservar tiempo e ingredientes y seguir algunos consejos y trucos de confianza.

No todo el mundo entiende el reto que suponen estas transiciones para las personas con trastornos del espectro autista (TEA). No es que no quieran cambiar, sino que sus cerebros pueden procesar la información de forma diferente.

Factores a tener en cuenta en las necesidades alimentarias de tu hijo con TEA

Hay varios factores que hay que tener en cuenta a la hora de considerar las necesidades alimentarias de tu hijo con TEA. Antes de empezar, lo primero es que debes consultar con una nutricionista para que te elabore unas recetas para niños con autismo.

Para empezar, la mayoría de los niños con TEA tienen dificultades para procesar los sabores y los olores. De hecho, muchos tienen lo que se conoce como «hipersensibilidad» a ciertos sabores, lo que puede hacer que comer sea desagradable.

Además, muchas personas con TEA tienen dificultades para comer de forma adecuada debido a problemas sensoriales como la sensibilidad a las texturas o la hipersensibilidad, lo que significa que pueden sentirse incómodos con ciertas texturas en la boca. Por esto es importante tener una lista de recetas para niños con autismo que sean de su agrado.

TEA | Entendido las dificultades alimentarias

La exacerbada sensibilidad gustativa podría llevarlos a desarrollar trastorno de alimentación selectiva, como comorbilidad. 1

  • Problemas sensoriales

Muchas personas con TEA tienen dificultades para procesar los sabores y los olores. Pueden percibir los sabores como más fuertes de lo que son, lo que puede hacer que comer sea desagradable. Asimismo, pueden tener dificultades para oler o saborear los alimentos cuando se cortan o trocean. Esto puede dificultar la ingesta de ciertos alimentos.

  • Dificultades bucomotoras

Las dificultades bucomotoras también pueden plantear problemas. A algunos niños con TEA les cuesta masticar, mover la lengua o tragar los alimentos. Esto puede deberse a una condición física, como un trastorno del habla o del desarrollo, o a complicaciones debidas a la medicación.

  • Problemas de comportamiento

Muchos niños con TEA tienen problemas de comportamiento cuando intentan comer o beber. Es posible que el niño se frustre, haga una rabieta o tenga una crisis cuando intente alimentarlo o hidratarlo.

  • Comer poco o comer demasiado

Muchos niños con TEA comen poco o demasiado. Algunos pueden no tener un apetito saludable debido a la propia enfermedad o a los efectos secundarios de la medicación. Otros pueden tener problemas de alimentación, como anorexia o bulimia, o preferencias alimentarias, como ser vegetariano.

  • Problemas de sueño

Los niños con TEA pueden dormir menos que sus compañeros, lo que puede afectar a sus hábitos alimentarios. También pueden tener trastornos del sueño, como el insomnio, que también pueden afectar a su apetito e hidratación.

Te Recomendamos: Nutricionista Especialista en Autismo

Prepara una Recetas para Niños con Autismo

OJO: No lleve a cabo recetas para niños con autismo si ha confirmado que a su hijo/a no le gusta esa textura del alimento o ese sabor. tenga siempre presente que en los niños con TEA las texturas y los sabores deben de ser de su agrado.

  • Intente averiguar qué le gusta y qué no le gusta a su hijo. Pregúntele o utilice señales visuales. Por ejemplo, marque los alimentos que le gustan a su hijo con una «S» o «Sí» y los que le disgustan con una «N» o «No». Lleva un diario para registrar las preferencias de tu hijo a lo largo del tiempo.
  • Mantén un ambiente relajado y agradable a la hora de comer. Baja las luces y mantén un ambiente tranquilo durante la comida. Ponga música relajante o deje que su hijo elija un programa de televisión favorito para ver. Deje que su hijo decida cuándo comer y, si es necesario, haga comidas más pequeñas con frecuencia.
  • Pruebe métodos sensoriales para ayudar a su hijo a comer. Por ejemplo, anime a su hijo a alimentarse con una cuchara o un tenedor con su mano no dominante. También puede probar a darle de comer sentado en una silla reclinable, en un cómodo sofá o incluso en la cama. También puede intentar alimentar a su hijo con su mano no dominante.
  • No obligue a su hijo a comer si no tiene hambre. No castigue a su hijo por no comer.

Te Recomendamos: TEA en Niños | 5 Factores de Riesgo

Consejos para facilitar la hora de comer a los niños con TEA

Una de las cosas más importante es siempre ser creativo a la hora de cocinar las recetas para niños con autismo, y guiarse de los gustos del niño o niña con TEA.

  • Empiece pronto: Aunque su hijo aún no haya sido diagnosticado con un TEA, puede empezar con estos consejos. No sólo ayudarán a su hijo a comer mejor, sino que también tendrán un efecto positivo en su comportamiento y estado de ánimo.
  • Mantenga la coherencia: Tu hijo puede sentirse abrumado por demasiados sabores a la vez. Mantenga la consistencia de la comida en la medida de lo posible.
  • Deje que su hijo elija lo que quiere comer: Utilice señales visuales, como marcar los alimentos con una «Y» o «Sí» y los que no le gustan con una «N» o «No». Lleva un diario para registrar las preferencias de tu hijo a lo largo del tiempo.
  • Pruebe una variedad de texturas: Deja que tu hijo pruebe diferentes texturas en pequeñas porciones. Empiece con alimentos blandos y vaya avanzando hacia texturas más duras a medida que su hijo crezca.
  • Pruebe un nuevo sabor: Si a su hijo no le gusta un determinado sabor, espere unas semanas y vuelva a ofrecérselo.
  • Sé creativo: No tienes por qué ceñirte a los nuggets de pollo y la pizza de siempre. Hay muchas recetas fáciles y saludables que puedes probar en casa.

¿Tu niño con autismo se resiste a comer? Intenta esto

Procura ofrecerle siempre recetas para niños con autismo que le sean de su agrado. Si un sabor no le gusta, no lo obligues a comerlo.

  • Intenta comer con tu hijo. Esto le ayudará a sentirse menos aislado y le permitirá modelar la forma correcta de comer.
  • Retrase el inicio de la jornada escolar 10 ó 15 minutos para que su hijo pueda desayunar e hidratarse correctamente.
  • Tenga a mano tentempiés para los momentos en que su hijo tenga hambre pero no tenga tiempo para una comida normal.
  • Lleve un diario de los patrones de alimentación de su hijo para saber cuándo come normalmente y qué le gusta y qué no.
  • Pruebe una nueva textura o sabor. Empieza con alimentos blandos y ve aumentando las texturas más duras a medida que tu hijo crezca.
  • Prueba una nueva receta. Hay muchas recetas fáciles y saludables que puedes probar en casa.
  • Prueba una nueva actividad relacionada con la comida. Puedes apuntar a tu hijo a una clase de cocina o intentar hacer algo juntos.

Estrategias Alimentarias para Niños con Autismo según su edad

Las recetas para niños con autismo varían según la edad, y los gustos del paciente con TEA.

  • Bebés: Ofrece a tu bebé una variedad de alimentos saludables y, una vez que aprenda a alimentarse por sí mismo, no le obligues a comer o beber si no quiere.
  • Niños pequeños y preescolares: Evita la alimentación forzada y la espera. Deja que tu hijo marque el ritmo de la comida. Anímelo a comer una variedad de alimentos en porciones saludables.
  • Niños en edad escolar y adolescentes: Deje que su hijo descanse para comer con la familia. Deje que tenga su propio tiempo para comer y beber.
  • Jóvenes y adultos: Deje que su ser querido elija su propia dieta. Ofrézcale muchas opciones y deje que decida qué comer.

Cosas a tener en cuenta

  • Intenta mantener las distracciones al mínimo. Su hijo se concentrará mejor si no hay mucho ruido o alboroto a su alrededor.
  • Deje que su hijo coma a su propio ritmo. Si su hijo come demasiado despacio, puede animarle a que termine. Pero si come demasiado deprisa, puedes intentar que vaya más despacio.
  • Evita forzar la alimentación. Esto puede causar resentimiento y ser contraproducente.
  • Asegúrate de que tu hijo toma suficiente líquido.
  • Si su hijo está medicado, consulte con su médico para asegurarse de que la medicación no interfiere con la comida o la bebida.
  • Si su hijo es alérgico, consulte con su médico qué puede comer. Las recetas para niños con autismo no suelen contener gluten.
  • Haga que su hijo participe en la planificación de las comidas y en las tareas de la cocina. Esto le ayudará a sentirse más independiente y a depender menos de los demás para comer.

Recetas para Niños con Autismo | Breves Instrucciones

  • Si a tu hijo no le gusta un alimento concreto, vuelve a intentarlo más tarde. Los niños desarrollan sus preferencias y gustos a ritmos diferentes. De hecho, es probable que ellos mismos luego sugieran sus propias recetas para niños con autismo.
  • Si a su hijo no le gusta una textura concreta, pruebe con otra textura o alimento.
  • No obligue a su hijo a comer o a terminar la comida si no tiene hambre.
  • Sea creativo al cocinar y no tenga miedo de probar nuevas recetas y sabores.
  • Lleve un registro de los hábitos de comida y bebida de su hijo para saber cuándo come normalmente y qué le gusta y qué no.
  • Asegúrese de que su hijo toma suficientes líquidos.
  • Si su hijo es alérgico, consulte a su médico sobre lo que puede comer.
  • Haga que su hijo participe en la planificación de las comidas y en las tareas de la cocina. Esto le ayudará a sentirse más independiente y a depender menos de los demás para comer.

 

La transición a un nuevo colegio o a un nuevo hogar, el comienzo de un trabajo o simplemente el crecimiento puede ser un reto para cualquiera. Estas transiciones también conllevan cambios en los hábitos alimentarios y el comportamiento social, ya que los jóvenes prueban nuevos alimentos y se vuelven más independientes. Es importante que las recetas para niños con autismo no contengan gluten.

Comparte este post!

Comparte este post!

Contenido relacionado:

Últimas publicaciones de nuestro Blog

Si te sientes abrumado/a por la pandemia, te podemos ayudar. Agenda tu primera sesión a mitad de precio hoy mismo.