El amor y su significado: reflexiones desde la psicología

El amor y su significado: reflexiones desde la psicología

El amor, tal como lo conocemos es difícil definirlo. O, más bien, explicarlo ante quien no lo ha sentido. Y, es que el amor nos produce un sin números de emociones complejas. Es decir, nuestro cuerpo se vuelve una amalgama de emociones. A su vez, ciertas reacciones químicas en nuestro cerebro, se encargan de hacernos caer en el amor. O, más bien, nos hacen enamorarnos.

Si hablamos del amor, podemos definirlo como un concepto universal entre los seres humanos. Sin embargo, este varía dependiendo del punto de vista que lo defina. Esto es, que el arte, la ciencia, la religión, y hasta la filosofía, los define a su manera.

Una hipótesis curiosa, es que es un estado primitivo. Un instinto de supervivencia que nos mantuvo unidos, para sobrevivir. Por consiguiente, gracias al amor hubo continuidad de nuestra especie y la reproducción.

Pero, ¿Qué dice la ciencia del amor? O, más bien, ¿Qué dice la psicología al respecto?

Te invito a que lo descubramos…

🔊 Escucha nuestro PODCAST sobre EL AMOR, mientras lees este artículo.

https://open.spotify.com/episode/6tFWjuzdFaEnGVBNzD9qZN
En este capítulos hablamos sobre el amor, sobre dar y recibir amor diciendo lo que para nosotres es el amor.

Te recomendamos: Convivir en pareja sanamente.

Hablemos del amor

Hablemos del amor

¿Qué es el amor? Creo que nadie puede definirlo con certeza. Aunque, ciertamente la psicología tiene su punto de vista.

¿Cómo podemos definir algo que nos resulta tan bueno y a la vez tan malo? Eso que llamamos amor, nos intriga. Además, nos resulta complejo, contradictorio, pero a la vez sumamente fascinante. Cuando te enamoras sientes que estás vivo, que tú vida tiene un propósito, y de alguna manera, te sientes feliz.

Si eres de los que ama intensamente, también puedes sufrir en la misma intensidad. Esto se debe a que el amor nos construye, y nos puede destruir.

El amor, te recuerda constantemente que estás vivo.

¿Alguna vez te has enamorado? Si es así ya sabes la razón por la cual no hay una definición concreta.

Como tal, el amor tiene múltiples componentes, biológicos, químicos, sociales, entre otros. Y, es que tu cuerpo se encierra en una tormenta química. Debido a ello, nuestro cerebro produce dopamina, serotonina, oxitocina, entre otros químicos. Es decir, el amor también es química.

Otra razón por la cual no entendemos mucho la mecánica de esta emoción o conjunto de emociones humanas, se debe al olvido de la sociedad. Regularmente, el sistema en el cual vivimos se enfoca mucho en la parte intelectual y sus rendimientos, lo cual está muy bien. Sin embargo, no presta la debida atención a la parte afectiva. Como resultado de ello, muchas personas no suelen llevarse o entender bien la mecánica del amor.

Debido a ello, la salud mental suele quebrarse más fácilmente, cuando pasamos por una decepción amorosa. Por lo tanto, conocer sobre el tema, nos hará entenderlo mejor. No sólo como una emoción, sino como todo un sistema que incorpora creencias y valores.

Te Recomendamos: Infidelidad, causas y consecuencias…

El amor y la psicología…

Llegamos al punto más importante, la opinión de la psicología al respecto.

Si nos limitamos a un pensamiento estrictamente psicológico, el amor no es más que una experiencia afectiva. Dicha experiencia está conformada por varias variables, pero que son muy específicas en su objetivo:

  • Necesidad de vincularnos a alguien
  • Necesidad de intimidad
  • Pasión
  • Sexualidad

Afortunadamente, un profesor de la Universidad de Yale llamado Robert Stenberg, desarrolló “La Teoría triangular del amor”. Donde más o menos da una definición que se acerca mucho a como lo pensamos o lo sentimos quienes nos hemos enamorado.

Teoría triangular del amor de Robert Stenberg

Teoría triangular del amor de Robert Stenberg

Esta teoría triangular del amor caracteriza el amor en una relación interpersonal según tres componentes diferentes: intimidadpasión y compromiso:

Intimidad

Es bueno que tengas en mente que “intimidad” y “privacidad” no es lo mismo. O, mejor dicho: tienen conceptos distintos dependiendo de la cultura donde se mencionen. De hecho, la privacidad es un anglicismo que hasta hace poco fue acogido por el idioma español.

En este punto el profesor Robert Stenberg se refiere a los sentimientos que hay en una relación. Es decir, el vínculo, la cercanía, la complicidad, la conexión, y la confianza mutua. La intimidad debe desarrollarse plenamente en el amor, para que la relación sea exitosa.

Las claves para el desarrollo de la intimidad suelen ser:

  • Autoexposición: La cual debe ser mutua. En la intimidad cada miembro de la pareja debe mostrarse tal cual es. Es decir, con todos tus cosas buenas y tus cosas malas. No importa, en una relación de pareja no están ahí para juzgarse, sino para darse apoyo mutuo.
  • Confianza: Pilar fundamental para toda relación.
  • Aceptación mutua: Así como eres, así como viniste, así te deben aceptar, y quererte. Al menos, en una relación de amor. Y, es que cuando se ama, se acepta al otro tal cual es.

Pasión

  • Intenso deseo por unirse con la otra persona.
  • Alto apetito sexual
  • Alta necesidad romántica
  • Excitación psicológica

A pesar de que la pasión no es lo principal para que una relación funcione, lo cierto que es muy importante. La actividad sexual no debe faltar en ninguna pareja. De hecho, hasta en los adultos mayores, existe la sexualidad. Sólo que en muchos casos, ha cambiado, y ahora se manifiesta de otra forma.

Compromiso

  • Amar a la otra persona
  • Actividades compartidas
  • Proyectos en común
  • Un proyecto de vida
  • Ser un “nosotros”
  • Voluntaria aceptación
  • Evitar cualquier acto que dañe la relación

Te Recomendamos: Conflictos de pareja, ¿Cómo solucionarlos?

¿Hay un sólo tipo de amor?

¿Hay un sólo tipo de amor?

Si continuamos usando la psicología del amor según Sternberg, podemos identificar varios.

Cariño

Este tipo de relación está formada por una pareja que se ama, y se quiere, pero no tienen deseo sexual. Regularmente, no crean grandes planes a futuro, porque saben que quizás, en algún momento terminarán. Sin embargo siguen juntos, porque en efecto se quieren. Nadie puede decir que no hay amor en ellos. Son como amigos, que viven juntos, duermen juntos, y se apoyan el uno al otro.

¡Ah! Claro… este tipo de pareja sí tiene intimidad. Aunque no tengan relaciones sexuales.

Encaprichamiento

Mucho sexo, eso nunca falta en este tipo de amor. Se gustan, se desean, se llevan bien en cama. El sexo en ellos no es un problema, pero en realidad no se conocen. No se comentan sobre sus miedos, ni sus alegrías, ni las cosas que le pasan por la cabeza. La intimidad, como tal… pasa a segundo plano.

Amor vacío

Este tipo de amor suele existir cuando el matrimonio es por conveniencia. O, en ocasiones cuando ninguno de los dos quería casarse. En muchos casos, después de un embarazo, ambas parejas se unen en matrimonio, pero en verdad no se aman. No sienten nada el uno por otro. Pero siguen ahí, juntos… quizás porque es lo que se espera de ellos.

Amor romántico

Esta relación tiene una intensa combinación entre pasión e intimidad. Por supuestísimo que se quieren, eso no hay quien lo dude. De hecho, comparten todo. Sin embargo, no hacen planes a futuro.

Amor sociable

Una relación con una intimidad y un compromiso muy intenso entre ambos. Al contrario del amor romántico, esto no tienen pasión. Muchas veces la pasión se agota con el paso de los años.

Amor fatuo

Pasión y compromiso, pero sin intimidad. No se muestran abiertos el uno al otro y no sienten que tienen un fuerte vínculo o una gran conexión.

Amor Consumado

Cuando la pareja logra combinar la intimidad, la pasión y el compromiso. Una etapa difícil de mantener, tomando en cuenta que la pasión siempre merma su intensidad con el tiempo.

Te Recomendamos: La violencia entre el noviazgo.

¿El amor tóxico es amor?

No; rotundamente hablando, NO.

El amor tóxico no es amor, ni están dentro de la pirámide del mismo. Este tipo de amor suele traer consigo una serie de conductas dañinas. Muchas de estas conductas están arraigadas a la dependencia emocional o al control, y deteriora cualquier relación de pareja.

Todos los individuos que se encuentren en una relación tóxica, sufren mutuamente. Tanto el/la agresor como la/el victimaria.

Dentro de este tipo de “amor”, podemos encontrar unas propiedades psicológicas que ameritan en muchos casos, una visita con un psicólogo.

Dependencia emocional

Cuando la felicidad de un miembro de la pareja depende de la felicidad del otro. Esto se debe en muchos casos a bajo autoestima.

Codependencia emocional

El codependiente emocional crea una especie de adicción hacia ayudar a su pareja. Necesita sentir que gracias a su acción, es que su pareja posee bienestar.

Obsesión por la relación

Pueden venir de cualquier parte. Obsesión por el sexo, por verte, por saber donde estás, por saber si has comido, etc… Como tal, no está mal preocuparse por tu pareja. Sin embargo hay que tener en cuenta cuando la preocupación se vuelve una obsesión.

Necesidad de aprobación

Buscar en la pareja seguridad, y estabilidad a toda costa.

Preocupación pòr el éxito ajeno

Algunas parejas sienten celos cuando ve a que un miembro de la relación les va bien. Algunas, buscan hasta frustrar el éxito.

Otras características

  • Posesivo y controlador
  • Celoso
  • Manipulador
  • Mala comunicación
  • Conflictos excesivos

Te Recomendamos: Convivir en pareja sanamente.

¿Qué hacer si estoy sufriendo de amor y no lo puedo superar?

Lamentamos mucho que estés atravesando por una situación similar. En este artículo, hay varios enlaces a otros artículos que estén enfocadas en una relación de pareja y/o en el amor. En cada uno de ellos hay información psicológica que te puede ser útil.

Ahora bien, si necesitas más ayuda puedes intentar tener una consulta con uno de nuestros psicólogos. Somos Mindy, terapia online a bajo costo. De hecho, hasta tenemos un pack de sesiones.

Agenda tu cita con nosotros.

Gracias!

Por haber leído hasta aquí.

¿Hay algo más que se nos haya olvidado sobre el amor? ¿Por qué no nos comentas tu experiencia con el tema en los comentarios.

Comparte este artículo en tus redes sociales.

Crezcamos juntos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte este post!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on whatsapp

Contenido relacionado:

Últimas publicaciones de nuestro Blog

Si te sientes abrumado/a por la pandemia, te podemos ayudar. Agenda tu primera sesión a mitad de precio hoy mismo.