¿Sirve la terapia para los celos? - Cómo la psicología te puede ayudar a no desesperar por amor

¿Sirve la terapia para los celos? Cómo la psicología te puede ayudar a no desesperar por amor

Es necesario hacer terapia para los celos?. Los celos son un sentimiento natural en todos nosotros. ¿Quién no ha sentido alguna vez la opresiva angustia de temer que nuestro amor destine su atención en otra persona? ¡Y más aún si creemos que ese tercero en discordia es mejor que nosotros! Sin embargo, hay una diferencia abismal entre sentir el pellizco de los celos cuando nos percibimos amenazados, a ver una amenaza en cada persona que se acerca a nuestra pareja.

Antes de que el asunto se vuelva una bola de nieve, te invitamos a conocer la terapia para los celos, un conjunto de acciones que modificarán tu manera de pensar al respecto para siempre.

¿En qué consiste la terapia para los celos?

¿En qué consiste la terapia para los celos?

La terapia para los celos tiene como objetivo eliminar los exabruptos que se generan en las personas celosas. De esta forma, podrás volver a tener una vida normal y plena en pareja. Gracias a la terapia para erradicar los celos, ya no sentirás que el riesgo de perder a tu pareja en manos de una tercera persona sea un peligro permanente. Por lo tanto, disfrutarás de tu vida de a dos como debiste haberlo hecho hasta ahora.

Caer en la cuenta, lo primero en la terapia para los celos

En primer lugar, el terapeuta de la terapia para los celos, se encarga de que te des cuenta que esas emociones intensas, y nada gratificantes, que te producen los celos, nada tienen que ver con una amenaza real de que tu pareja vaya a serte infiel. Al contrario de ello, te ayudará a que conectes este temor constante con tus experiencias pasadas.

Consciencia de poder evitarlo

Una vez que hayas comprendido que tus celos surgen por un temor interno tuyo, el terapeuta de la terapia para los celos te llevará a que entiendas que tus reacciones son totalmente evitables. Imaginemos que sueles llenar la casa de gritos y acusar a tu pareja de infidelidad, o de la intención de llevarla a cabo, cada vez que recibe un mensaje.

Otro posible escenario de los celos es que le exijas ver sus mensajes cada vez que se ven. Lo más esperable si es que aún no has hecho una terapia celos, es que sientas que no puedes evitar reaccionar de esta forma, y de otras mucho peores incluso.

Explicaciones alternativas en la terapia para los celos

Sin embargo, con la ayuda de la psicología aplicada a tu caso en particular, podrás encontrar explicaciones alternativas a la creencia de que tu pareja te será infiel. Llevado al terreno práctico, imaginemos que tu pareja no quiere que sepas quién está llamando. Hasta el momento, tu única explicación era que se trataba de alguien con quien estaba manteniendo una relación paralela.

No obstante, ahora podrás elaborar diferentes teorías, como por ejemplo, que se trata de un supervisor de su trabajo, quien está llamando para hacerle una observación. Ahora ponte en su lugar, ¿te gustaría que te marcaran que has hecho algo mal delante de tu pareja? Allí tienes una posible explicación del por qué está evitando que sepas quién llama.

El último paso de la terapia celos es que evites dejarte llevar por reacciones que puedes, y debes, erradicar. Junto a tu terapeuta, lograrás dominar el impulso que no les da tregua a tu pareja y a ti.

¿Por qué debería hacer una terapia para los celos?

¿Por qué debería hacer una terapia para los celos?

Lo que la terapia para los celos busca es desactivar ese chip interno que hace que actúes sin pensar. Una vez las sesiones comiencen a hacer efecto, tendrás las herramientas para controlar las reacciones que te llevaban como un kamikaze a acusar, a controlar y a comprobar que siguieras siendo la única persona en la vida de tu pareja.

La alarma que te indica que necesitas una terapia para lidiar con tus celos es que estos sean patológicos. Te das cuenta de que son este tipo de celos cuando no puedes evitar lanzarte sobre su teléfono en busca de un mensaje subido de tono con otra persona; cuando buscas el perfume de otra en sus prendas de vestir y cuando la angustia y el temor son más frecuentes que el goce de tener en tu vida a alguien que te ama.

Independientemente del tipo de terapia celos que abordes, las razones para embarcarte en este camino de sanación emocional están en los resultados.

Cada terapia tiene su propio método, pero, al final, todas convergen en ofrecerte la vida en pareja que mereces. De modo que es recomendable que sigas una terapia para controlar tus celos si lo que buscas es:

Armonía

Tu relación amorosa dejará de causarte molestias, miedo, rabia y angustia. Lo que sustituirá estos sentimientos son el equilibrio y la armonía de contar con el apoyo de alguien en tu vida, lo cual es sinónimo de estar de a dos.

Confianza

Seamos honestos y realistas para darnos cuenta de que no es posible pasar de sentir celos desgarradores a estar en paz con nosotros mismos. Todo requiere de su proceso y lleva su tiempo.

No obstante, los resultados cambiarán tu realidad. Con el accionar de la terapia y con el paso del tiempo, desarrollarás la confianza suficiente en ti mismo para no necesitar desconfiar de tu pareja. No ver lo que hace ya no será para ti una fuente de recelo y dudas.

Disfrutar de la vida en pareja

Si siempre has experimentado celos devastadores, es posible que aún no conozcas las bondades de estar en pareja. Una relación amorosa no es un campo de batalla, pero los celos patológicos la convierten en ello.

Es hora de que disfrutes amar y recibir amor, que es una de las experiencias más bellas de la vida.

¿Qué causa los celos?

¿Qué causa los celos?

Ahora que conoces los beneficios de una terapia para los celos y de cómo esta puede ayudarte en tu relación de pareja, seguramente te interese saber qué es lo que nos lleva a sentir tantos celos.

La causa puede ser una sola, producto de un trauma durante los primeros años de nuestra vida, o bien es posible que tus celos sean el producto de una combinación de factores. Las causas más comunes de los celos son:

Entorno

Si has crecido en un ambiente social y cultural en el cual la infidelidad, en especial la masculina, estaba bien vista, es posible que hayas desarrollado el temor de que tu pareja pertenezca a ese grupo de personas.

Mala experiencia familiar

El pasado deja huellas imborrables en muchas personas. Si cuando transitabas tu infancia, tus padres se divorciaron como consecuencia de una infidelidad, es probable que desarrolles un miedo ciego a quedarte nuevamente en soledad.

Abandono o experiencias no resueltas

Las parejas se divorcian por muchas causas. Los celos no son los únicos responsables de una ruptura ni mucho menos de que uno de los padres abandone a sus hijos. Por lo tanto, si fuiste abandonado por quienes más debían amarte, cuidarte y estar a tu lado durante la infancia, es posible que tu mecanismo de defensa actual sean los celos.

La terapia para los celos está destinada a disminuir los problemas de celos que pueden destruir tu pareja. Realizarla solo te traerá beneficios. A su vez, podrás descubrir una faceta en ti que no sabías que tenías: la libertad y la confianza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte este post!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on whatsapp

Contenido relacionado:

Últimas publicaciones de nuestro Blog

Si te sientes abrumado/a por la pandemia, te podemos ayudar. Agenda tu primera sesión a mitad de precio hoy mismo.