ejercicios físicos como terapia

Mente sana en cuerpo sano: 5 ejercicios físicos como terapia

Usa estos ejercicios físicos como terapia, te te darán un respiro mental, será un nuevo placer a descubrir. Otra bonita sensación que te acompañará. Sentirás una gran satisfacción en la mente, y eso es el cuerpo agradeciéndote por las endorfinas. Probablemente estás pensando que te hablaré de un plan Fitness o alguna dieta; nada de eso.

Sólo quiero informarte de algunos ejercicios que te ayudarán a llevar el día a día, a soltar la mente un poco con ayuda del cuerpo. A centrarte en ti. Acuérdate que también eres un cuerpo, y él también merece respeto, cuidado, y a veces hasta terapia.

Antes de hablarte de estos ejercicios, quiero decirte algo muy importante: “La mejor terapia sólo la dan profesionales de la salud mental”. La terapia con el profesional no se puede sustituir con nada. Si sientes que la necesitas, no dudes en buscar asistencia. Es cierto que el ejercicio te ayudará en el proceso, pero sólo con un profesional SANARÁS.

Mente sana en cuerpo sano.

Décimo Junio Juvenal

Si buscas orientación, en Mindy, tenemos un excelente equipo de psicólogos.

Algo breve…

Como ya sabes ejercitarse es una actividad física que se hace para estar en forma, y tiene de por sí muchos beneficios:

  • Te ayuda a controlar el peso.
  • Mejora el estado de ánimo.
  • Aumenta la energía.
  • Potencia tu vida sexual.
  • Relaja tu cuerpo.
  • Eleva el autoestima.
  • Te ayuda a estar en forma.

Y decenas de beneficios más… ¿Empezamos hoy a ejercitarnos?

Ejercicios físicos como terapia

Como estamos en pandemia y algunas ciudades están con más libertad de tránsito que otra, incluiremos ejercicios que puedes hacer fuera, y otros que puedes hacer en casa.

Recuerda que: La mejor terapia sólo la dan profesionales de la salud mental”.

Agenda tu cita con nosotros.

Caminar: uno de los mejores ejercicios físicos como terapia

 

Caminar distrae, relaja, y reduce el estrés.

Uno de los mejores ejercicios físicos como terapia. Y, no me refiero a caminar como rutina de ejercicios con propósito de adelgazar, nada de eso. Simplemente se trata de salir a caminar todo lo que puedas, hasta que te canses, o hasta que ya no quieras.

Caminar, es un ejercicio terapéutico del más alto nivel, porque mantiene tu mente ocupada con la realidad. Los pensamientos intrusivos disminuyen su aparición. Caminar te da la sensación de que sólo existes tú, y lo que rodea. Ubica tu mente en el presente.

Imagínate que te tumbas en la cama a descansar, pero tu mente no para de trabajar. Te levantas y sales a caminar al parque que queda a unas esquinas de tu casa.

En el trayecto ves un joven con un sombrero muy llamativo, luego una tienda donde un maniquí se ve gracioso, y un coche que te parece raro. ¿Lo ves? Has despejado tu mente, la has mantenido enfocada en la realidad. Y eso, que aún no hemos llegado al parque.

Una vez en el parque, empieza a caminar sin rumbo, sin tiempo, sin pensar en adelgazar o estar en forma. Es sólo caminar, no estás haciendo esto para convertirte en alguien de cuerpo escultural, tú sólo quieres hacer terapia.

¿Qué hacer si no tienes parque?

Camina dentro de la ciudad, o dentro del barrio, lo importante es caminar. Y, créeme… caminar por lugares conocidos también es hacer ejercicios como terapia. Sal por tu barrio y mira cuanto han cambiado la gente, obtén remembranzas, crea experiencias de vida.

Fíjate, por ahí quizás anda el negocio al cual fuiste un día y ni te acordabas, pero ahora es más grande, quizás cambió de dueño. El barrio que habitas ha cambiado, como también lo estás haciendo tú, que le estás dando terapia a tu cuerpo y a tu mente. Ahora eres alguien que se preocupa por su mental.

No me gusta caminar

¿Quién dijo que vas a caminar? Tu vas a despejarte, a relajarte, a ver cosas nuevas y cosas viejas. Ha redescubrir lo que te rodea y que a te redescubran a ti. ¿Quién sabe lo que puedes encontrar? Quizás el amor de tu vida está por ahí, escondido en algún lugar esperando que lo encuentres.

Anda, anímate. Sal a caminar, date terapia. Eres un cuerpo también.

Usa unas gafas sino quieres que nadie te moleste, pero sal a caminar.

 

Al trotar, tu mente se centrará en los cambios de tu cuerpo. Soltando todo lo demás.

Trotar

Quizás pienses que trotar no debería formar parte de estos ejercicios físicos como terapia, porque se parece más a algo fitness. Sin embargo no es así, trotar tiene todos los beneficios de caminar, más otros que debes aprovechar.

Al trotar, se abrirá una ventana en mi mente a un nuevo placer, algo quizás desconocido para ti. Se trata de: prestarle atención a tu propio cuerpo. Notarás como te sube un poco el ritmo cardíaco, y tu mente se centrará en eso y soltará todo lo demás.

Tú eres lo importante ahora. Luego, la respiración será más rápida, lo cual elevará el nivel de oxígeno en tu sangre. Este último punto tu cerebro lo agradecerá enormemente, y te devolverá el favor con endorfinas que te darán una sensación de paz. Asimismo, elevará tu nivel de serotonina, que es la enzima de la felicidad.

Imagínate pasar todo el día viviendo fuera de ti. Haciendo intercambios emocionales sólo con lo que te rodea. Pero, ¿Y nosotros mismo? ¿Y tú? ¿Cuándo harás intercambios emocionales contigo para que sanes? ¿Has pensado que tú también te necesitas?

Trotar te ayudará a modo terapia, porque trotando le prestarás atención a tu cuerpo, y descubrirás detalles que no conocías. Verás tu potencia, tu nivel de resistencia, y tu mente sólo pensará en ti en ese momento. Serás lo único que exista para ella, soltará cosas que no necesita, como aquello que tanto te puede estar haciendo daño.

¿Es tan bueno trotar, como parte de los ejercicios físicos como terapia?

Es tan bueno que el ejercicio favorito por excelencia para los que quieren mantenerse en forma. Trotar te dará un respiro, un reseteo mental que debes probar inmediatamente.

Si ya estás tomando terapia, incluye este ejercicio en ellas, te hará sentir mejor. Pero antes de hacerlo comunícaselo a tu psicólogo de cabecera, y permite que él te oriente al respecto. Si aún no tienes uno puedes contar con nosotros.

Escríbenos, estamos para escucharte.

Estiramientos

Lo bueno de este ejercicio físico es que lo puedes hacer en casa, y no necesitas de muchas cosas.

Internet está lleno de vídeos de estiramientos que puedes hacer en casa. Al hacerlo, corregirás posturas de tu cuerpo, ayudarás a la circulación de la sangre, te dará flexibilidad, y escucharás tu cuerpo.

Descubre los beneficios de los estiramientos

De todos los ejercicios físicos como terapia, este genera un placer inmediato, porque te oxigena directamente las arterias, y tu mente recibe una dosis de enzimas que le proporcionan una sensación de bienestar.

¿Seguro haz escuchado aquello de que respirar profundo tres veces te ayuda a calmarte? Pues imagínate respirar profundo incontable cantidad de veces. El estiramiento, te exige respirar lento, pausado, y profundo. Ese oxígeno irá directamente a tus músculos, será como si te estuvieran dando un masaje.

Sea lo que sea que tengas en la mente, se irá por un tiempo. Eso te dará un espacio de prudente de calma en tu mente, antes de acudir a terapia.

Si tienes depresión y esta no te permite pararte de la cama, es bueno que sepas que incluso sobre ella, puedes estirarte. Estos ejercicios son muy variados, y hay de todas las formas posible.

Consulta sobre ejercicios de estiramiento sobre la cama. Sin embargo, si llegaste a ese punto de no quererte levantar, te recomendamos que intentes con toda la voluntad que puedas estos ejercicios como terapia, y que busques asistencia de un profesional de la salud mental.

Bailar

 

Al bailar, con tu música favorita, volverás a ser un niño.

¿No sabes bailar? ¿Adivina qué? Casi nadie sabe. Este es uno de los ejercicios físicos como terapia más divertidos y reconfortantes que hay, donde mueves cada musculo de tu cuerpo al compas de la música que mas te gusta.

Lo te pido no es que des pasos de bailes coordinados y perfectos. Sino que si tienes la posibilidad te tranques en tu habitación, pongas la música bailable que te gusta, y baila. Eso sí, abre la ventana por el calor, usa ropa que sudes, es importante llevar tu cuerpo a la dilatación.

No importa el tipo de música que te guste para bailar, súbele el volumen y ejercítate bailando. Tírate al suelo, levantarte, haz movimientos corporales como puedas. Conoce tu cuerpo, descubre que tan flexible eres, que tanta resistencia tienes. Si te cansas, muévete más despacio, pero síguete moviendo.

Cuando recobres el aliento, aumenta el ritmo del baile. En Spotify, puedes encontrar varias listas de reproducción para ejercitarse y bailar a la vez. Y, por favor, no tengas miedo de hacerlo. Esto te traerá muchos beneficios a tu salud mental.

La euforia, te desestresará enormemente. Al usar estos ejercicios para terapia, te ayudarás a ti mismo.

Los estímulos de tu cuerpo, sumados a los estímulos de tu música favorita, no te hará pensar otra cosa que no sea tú mismo. Serás el centro de atención de tu mente, tal como siempre tiene que ser.

Recuerda que tienes una sola vida, esta es la tuya, y eres el protagonista de esta historia. Te mereces un mujer cuidado, una mejor salud mental, mereces sanar. Acude a terapia, vales mucho.

Limpia tu casa o tu cuarto

 

Lo beneficioso de hacer este ejercicio, es que la sensación de bienestar te durará semanas.

¿No te parece esto un ejercicio? Puede que técnicamente no lo sea, al menos no es un ejercicio físico en sí, pero es uno mental muy beneficioso. Y, no te confundas, una limpieza profunda en las condiciones oportunas relaja la mente durante días, incluso semanas.

Por supuesto, hablamos de una limpieza profunda, de esas en las que se te va el alma limpiando, pero al final te da un placer mental que te dura semanas.

Supongamos que vives solo, o tienes el fin de semana sólo para ti en la casa. Empiezas a limpiar, y a BOTAR.

Bota cosas que no te sirvan a ti ni a nadie

Sí, a botar. Abres todas las cajas donde guardas objetos del pasado, facturas, bolsas, cosas que pusiste por ahí para usarlas luego y nunca usaste. Descubres de pronto un montón de papeles, y abres papelito por papelito a ver de qué se trata, y vas metiendo aquello que no necesitas en una bolsa.

Revisas tu closet

¿En serio? Sí, es importante. ¿Notas que hay mucha ropa que tienes años sin ponerte y que en verdad no te gusta? ¿Ropa con la que sientes que no se parece ti? Agárrala, y ponla en una bolsa. Piensa en donarla. Liberarte de cosas, también aplaca la mente. Sobre todo de cosas que no necesitas.

Lava toda la ropa sucia, que todo quede limpio. Ve a la cocina y dale algo de cariño. Luego, reordena la sala y dale otra forma. No importa si sólo tienes un mueble o dos, dale otra forma. Ingéniatelas, los cambios siempre son buenos.

Tu mente te agradecerá el nuevo espacio. Y, si no tienes muebles invéntate algo, pon dos almohadas en una esquina, o improvisa algo. Lo importante es darle frescura a tu hogar, sin importa que sea una mansión o una habitación alquilada.

Ojo no hagas trampa!!!

Cuidado con hacer trampa, eres tú quien tiene que limpiar. No se vale buscar a otra persona que lo haga. Recuerda que es tu cuerpo que necesita terapia. La acción de limpiar, reordenar, botar, organizar, pondrá así mismo tu mente.

Recuerda que somos un todo: una mente, y un cuerpo. Esta segunda necesita estímulos, y le estarás dando uno muy bueno. Ordenar y limpiar tu espacio, también la ordenará y la limpiará a ella.

Luego, date una ducha, y disfruta la agradable sensación de limpio.

Siéntete orgulloso de tu espacio de dormir en sábanas recién lavadas. Esa sensación, te durará semanas. Tu mente, se llenará de ánimos y de paz.

Estás sanando

Usa estos ejercicios como terapia porque la salud mental es algo serio, que debes cuidar. Recuerda que eres un cuerpo, y una mente. Cuidar de tu cuerpo, es también cuidar tu salud mental.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte este post!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on whatsapp

Contenido relacionado:

Últimas publicaciones de nuestro Blog

Si te sientes abrumado/a por la pandemia, te podemos ayudar. Agenda tu primera sesión a mitad de precio hoy mismo.