¿Por qué a mi hijo le cuesta jugar con otros niños?

¿Por qué a mi hijo le cuesta jugar con otros niños?

Tiempo de lectura: 3 minutos

Jugar con otros niños es fundamental e indispensable para tener una infancia feliz. El juego, es la característica primordial de la salud del niño. Un niño con una buena salud mental juega mucho, hace ruido, y a todo le quiere poner la mano.

Explorar el mundo que le rodea es su forma de divertimiento, la opción de entretenimiento que él o ella posee.

Si el niño no tiene amigos, o muestra actitud poco receptiva, o simplemente no quiere jugar, quizás sea conveniente hablar con él. Puedes preguntarle, y escucharle atentamente. Si te expone razones bien claras y entendibles, pues creo que… no pasaría nada.

Ahora bien, si no te logra explicar la razón por la cual no quiere jugar con otros niños, entonces quizás sea hora de prestarle atención al asunto.

A pesar de todo, debes de entender y tener siempre presente que el niño tiene también su propia personalidd, y debes respetarsela. Bueno, técnicamente la personalidad aún está en desarrollo, pero… ¿Alguna vez dejamos de desarrollarnos? Sin importar que en cual fase esté, respétale sus decisiones, pero claro… supervísalas.

Habla con tu hijo/a…

El Juego en los niños

El Juego en los niños
Foto de Anna Shvets en Pexels

El Juego influye de manera directa en el aprendizaje en los niños.

Mediante la experiencia, la capacidad de cometer errores, aciertos, y aplicar conocimientos, el niño aprende a resolver problemas.

Cuando uno niño no quiere jugar con otros niños, esa parte importante de su desarrollo se ve obligada a ser construida con ausencia de otros niños. Y, acuérdate que somos seres humanos, somos ente sociales.

El juego le permitirá estimular su cerebro, desarrollar capacidades de pensamiento, creatividad, y otras zonas de aprendizaje.

Además, al jugar con otros niños, fomenta las relaciones seguras, estables, y provechosas.

Al jugar el niño desarrolla varias capacidades:

  • Planificar
  • Organizar
  • Socializar
  • Gestión de emociones
  • Lenguaje
  • Destrezas matemáticas
  • Destrezas Sociales
  • Manejo de Estrés

Además, el juego es una forma placentera de vivir la vida y tener espíritu libre. Por consiguiente, un niño sano y mentalmente estable, casi siempre quiere jugar. Salvo que haya jugado tanto que ya esté cansado.

¿Por qué un niño se niega a jugar con otros niños?

¿Por qué un niño se niega a jugar con otros niños?
Foto de cottonbro en Pexels

Cambio de Entorno Social

Un cambio de ambiente o entorno social, requiere de un tiempo prudente para que el niño se adapte. Vamos, que es igual para los adultos. La diferencia es que nosotros ya poseemos otras herramientas adaptativas. Y, bueno… en ocasiones incluso somos incluso nosotros mismos los que provocamos y/o deseamos el cambio.

Si tu hijo llega a un nuevo barrio y no quiere jugar con otros niños, dale un poco de tiempo. Se acostumbrará tarde o temprano.

Trata de ver si hay más niños en la zona, o si quiere jugar con el hijo de algún vecino.

Lo importante en todo esto es nunca presionar al niño. Déjalo ser, tarde o temprano el mismo el niño buscará su camino en su nuevo entorno.

Las habilidades sociales en los niños, se adquieren de forma un poco más gradual que en un adulto.

Timidez

Es importante entender que a veces no es que tu hijo/a no quiere jugar con otros niños. Sino, que tiene timidez. Lo cual, hasta cierto punto, es normal.

Cada niño tiene su propia forma de ser, y cada día que pasa va moldeado su carácter y adquiriendo rasgos identitarios de su personalidad.

A pesar de todo, es bueno que tengas en mente que un niño tímido, tiene la misma capacidad de socializar y jugar que los otros niños. Sólo, quizás necesite un poco más de tiempo para poder ingresar al terreno del juego.

Puedes estimular su acercamiento a otros niños, pero nunca inducir al niño a socializar de manera forzosa, pues eso es una experiencia traumática para un infante.

Trastornos del habla o del lenguaje

Algunos niños no quieren jugar con otros niños porque tienen problemas del habla. Es decir, algún tipo de condición que les dificulta hablar.

La comunicación es un elemento muy determinante para lograr crear lazos de amistad de otros niños. Y, en cualquier etapa de la vida. Un niño con dificultad para hablar, quizás pueda no querer jugar. Sin embargo, explicando lo sucedido a otros niños, para que lo integren al grupo, sería un buen aporte.

Por Observación

Aunque no se da en todos los casos. Algunos niños simplemente deciden no jugar con otros niños, y/o compartir con ellos por observación de los padres.

Algunos padres no son sociables, y casi no comparten con otras personas fuera del hogar, o del núcleo familiar. Todo esto es observado por lo niños que en ocasiones tienden a repetir ese patrón. Creando una persona introvertida, y dada más para sus adentros, que para afuera. Lo cual, no es malo. Es sólo un tipo de personalidad.

Además, hay que tener en cuenta que un niño que viva en este ambiente, quizás tampoco se relacione mucho con otros niños u otras familias. Todo esto debido a las escasas visitas que se reciben en la casa.

Sobreprotección

Algunas veces los niños simplemente no quieren jugar con otros niños porque son sobreprotegido por los padres.

Los padres sobreprotectores, no refuerzan el carácter de sus hijos, sino que los debilitan.

Mi hijo Quiere Jugar con Otros Niños!

Si tienes algún tipo de preocupación al respecto. Si consideras que no es normal que tu hijo no quiera jugar con otros niños, o que quizás ha durado demasiado tiempo en su proceso de adaptación, entonces… puede que necesites ayuda.

En ese caso, puedes consultar un Psicólogo Online Para Niños, que trabaje a bajo costo.

Para ayudarlo puedes intentar:

  • Que el niño entable relaciones con otros niños de edad similar.
  • Que pueda invitar a sus amigos a casa.
  • Realizar actividades extracurriculares. No sé, ponlo a estudiar pintura o piano.
  • Respetar su modo de ser. Porque también es importante que sino quiere, simplemente no quiere.
  • Conversa con su profesor o directora del centro educativo en donde estudie.

¿Necesita mi hijo Terapia por no querer jugar con otros niños?

Como hemos dicho, puede que si, o puede que no. Puede que al final simplemente tu hijo sólo tenga una personalidad de algo circunspecta.

Sin embargo, si gustas deja que un profesional de la salud mental tenga al menos una consulta con tu hijo/a, y pueda darte alguna idea.

Si ese es el caso, puedes Agendar una Cita con Nosotros… obtendrás 50% de descuento en tu primera consulta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte este post!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on whatsapp

Comparte este post!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on whatsapp

Contenido relacionado:

Categorías de contenido:

Últimas publicaciones de nuestro Blog

Si te sientes abrumado/a por la pandemia, te podemos ayudar. Agenda tu primera sesión a mitad de precio hoy mismo.