Cómo sacar el mejor provecho de la terapia en las relaciones de pareja

Cómo sacar el mejor provecho de la terapia en las relaciones de pareja

Tiempo de lectura: 3 minutos

Las relaciones de pareja son muy gratificantes y placenteras, pero nadie dijo que todo sería fácil en el largo camino hacia el conocimiento del otro para lograr el maridaje perfecto de las personalidades, y de las personas, involucradas. En esta oportunidad, les presentamos la terapia de pareja que nos propone la psicóloga clínica Francisca Bilbao. Descubre los beneficios de su terapia y cómo sacarle el mayor provecho a sus sesiones.

¿Por qué esta terapia de relaciones de pareja marca la diferencia?

terapia en las relaciones de pareja

Para quienes están convencidos de que entre el cielo y la Tierra está todo inventado, tenemos una grata sorpresa: la terapia para relaciones de pareja de la psicóloga Francisca Bilbao. ¿Qué es diferente de este método? Descúbrelo a continuación:

Alivio de los síntomas desde la primera sesión

La terapia breve estratégica de Francisca Bilbao se destaca por ofrecer una disminución de los síntomas que evidencian una mala comunicación y problemas en la pareja desde la primera sesión. Imagina qué fantástico sería volver a casa después de tu primer encuentro con tu terapeuta, para sentir que ya hay un cambio positivo en la relación amorosa. Eso es algo que toda terapia sueña con ofrecer, pero que solo la de Francisca Bilbao ha logrado concretar.

Estar en el aquí y el ahora

Por más que los problemas que generan el malestar actual se hayan originado en el pasado, lo que nos importa es el ahora. En la terapia breve estratégica que nos plantea Francisca Bilbao, tú y tu pareja se centrarán en el presente. Bajo el lema de que lo que pasó debe ser dejado atrás y solo ser utilizado como catapulta para crecer y mejorar, Francisca nos propone analizar el presente para crear un futuro mejor; siempre de a dos, por supuesto.

Parte desde el síntoma que afecta las relaciones de pareja

Al tratarse de una terapia breve, su punto de partida es el síntoma. El síntoma es la manifestación más visible de lo que está afectando a la pareja. Por ende, la terapia los aborda cabalmente para llegar a la causa que lo origina y, por supuesto, fulminarla.

Es para dos, pero no necesariamente de a dos

Una gran diferencia de la terapia estratégica para las relaciones de pareja es que beneficia a ambos integrantes de la pareja, pero no es imprescindible que los dos acudan a las sesiones. Imagina que no quieres plantearle a tu pareja que te gustaría ir a terapia para solucionar los problemas que tienen. ¡Entonces no lo hagas! Con tu sola presencia en el consultorio ya bastará para que la relación pueda mejorar.

Cuando abordas y tratas tus problemas, las mejoras no se ven solamente en ti, sino también en la relación.

Otra diferencia que nos interesa resaltar es que este tipo de terapia se puede hacer de a dos, pero con profesionales diferentes. Dado que la forma de trabajar los problemas en esta terapia contempla el que cada miembro de la pareja hable de sus inquietudes, miedos y ansiedades personales de forma individual, cada uno puede recurrir al terapeuta de su preferencia.

¿Por qué se llama “terapia breve” en relaciones de pareja?

¿Por qué se llama “terapia breve” en relaciones de pareja?

La brevedad es la aliada número uno del estilo de vida actual. Transitamos por un momento en el que no disponemos de cinco o de seis años para solucionar lo que hoy nos produce malestar, menos aún si hablamos de una terapia enfocada a mejorar las relaciones de pareja. Por lo tanto, un terapeuta debe estar preparado para ofrecer soluciones y alivio a corto plazo.

Lo que nos interesa aclarar en este punto, es que las sesiones no duran menos que las de una terapia tradicional. Ir por ese camino sería reducir la calidad de la terapia de relaciones de pareja. Eso no es en absoluto lo que persigue una terapia breve. En cambio, lo que se busca es poder garantizar mejoras reales y tangibles en el menor tiempo posible. Ese es el propósito de la terapia breve estratégica para intervenir las relaciones de pareja.

¿Cómo le planteamos a nuestra pareja ir a terapia?

Un error muy común que solemos cometer al plantearla a nuestra pareja ir a terapia juntos, es el de acusar. Es muy fácil ver los errores del otro y pasar por alto los nuestros. El problema es que, al hacerlo, solo lograremos que nuestra pareja se ponga a la defensiva y contraataque. Y eso no es en absoluto lo que queremos.

Para evitar una confrontación cuando lo que buscamos es suavizar las asperezas, un método muy efectivo es comenzar diciéndole que sentimos que no estamos dando todo de nosotros en la relación. Admitir que hay una falla en nosotros hará que nuestra pareja se abra a la solución que le planteamos y que también escarbe en su interior para sacar a la luz sus propias fallas.

Mitos de la terapia para las relaciones de pareja

¿Por qué se llama “terapia breve” en relaciones de pareja?
  • Si necesitamos terapia, la relación está prácticamente arruinada.
  • La terapia de pareja la solicitan principalmente las mujeres.
  • Las sesiones de psicología de pareja son solo para personas de edad madura.
  • Solo las parejas casadas o que conviven necesitan terapia para sus relaciones de pareja.

 

La terapia de pareja no es necesariamente para reparar relaciones amorosas en la ruina. A diferencia de lo que solemos pensar, la psicología es muy útil para atajar los problemas a tiempo. Cuando algo nos hace ruido y nos sentimos incómodos dentro del vínculo, entonces la terapia es el camino a tomar.

En los últimos tiempos, ha habido un notorio incremento de hombres que solicitan la terapia. Adicionalmente a ello, las edades han bajado bastante, por lo que hay parejas que apenas comienzan a caminar en sus veinte que requieren de ayuda externa para sentirse mejor estando de a dos.

Otro aspecto que queremos resaltar es que la terapia no es exclusiva para los matrimonios o para los cónyuges. Una forma muy saludable de iniciar una convivencia, es haber pasado antes por una terapia que nos ayude a entendernos mejor a nosotros mismos y así lograr el nivel de tolerancia necesario para vivir de a dos.

Por último, las parejas también recurren a la terapia cuando es momento de separarse. El rol de la psicología en este caso es conseguir que la ruptura sea lo más amigable posible. De esta forma, dejaremos la puerta abierta a una amistad después del amor, algo que es invaluable si hay hijos de por medio.

Nuestra mente es tan compleja que muchas veces necesitamos ayuda profesional para poder desentrañar sus mensajes. Si hay cierta incomodidad dentro de las relaciones de pareja, lo mejor es recurrir a una terapia que nos devuelva el equilibrio interior.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte este post!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on whatsapp

Comparte este post!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on whatsapp

Contenido relacionado:

Categorías de contenido:

Últimas publicaciones de nuestro Blog

Si te sientes abrumado/a por la pandemia, te podemos ayudar. Agenda tu primera sesión a mitad de precio hoy mismo.