violencia en las relaciones de pareja

Violencia en las Relaciones de Pareja | Física y Psicológica

La Violencia en las Relaciones de Pareja, encierra a las personas en un círculo vicioso interminable. Una persona grita, la otra se disculpa y las cosas parecen mejorar durante un tiempo. Pero luego la misma discusión se repite una y otra vez, y otra vez, hasta el desgaste de la relación, y el hartazgo por ambas partes.

La violencia en las relaciones de pareja se puede prevenir. Es importante acudir a terapia de pareja cuando sientan que su relación está agrietada por la violencia.

Actualmente, la violencia de parejas se ha vuelto un tema común. Muchas personas han llegado a normalizar el tema. En ocasiones hasta las amistades de la relación se sorprenden cuando descubren que había signos de violencia en ella. Lo que sucede es que en silencio muchas relaciones de pareja luchan con ciclos de violencia cuando su relación se pone tensa.

La violencia física es más común en las parejas jóvenes.

Es importante entender por qué ocurre esto y qué puedes hacer si también está ocurriendo en tu relación.

violencia en las relaciones de pareja

Antes de entrar en materia, es importante que destaquemos que prevenir la violencia sea este psicológica o verbal, siempre será la mejor opción para llevar una relación sana.

Cuando las personas tienen una relación sana, pueden resolver las discusiones de forma justa y respetuosa. Pueden ver la situación desde el punto de vista de su pareja y están abiertos al compromiso.

Pero cuando las personas tienen una relación violenta, (es decir, cuando se está en un ciclo de violencia), la relación no es saludable. En un ciclo de violencia, las discusiones no se resuelven mediante una comunicación sana. En su lugar, se utilizan comportamientos controladores:

  • Amenazas
  • Insultos
  • Violencia física

Para entender esto un poco tenemos que hablar de los ciclos de la violencia.

Te Recomendamos: La Violencia en el Noviazgo

¿Qué son los Ciclos de Violencia y Cómo Prevenirlos?

violencia en las relaciones de pareja

Un ciclo de violencia ocurre cuando hay ciclos repetidos de comportamiento abusivo en una relación. El ciclo puede repetirse a lo largo de un período de años o incluso décadas, y puede ser difícil de detectar y de romper.

Por lo general, un ciclo de violencia suele comenzar con un acontecimiento desencadenante, como una discusión o un incidente emocional. El acontecimiento desencadenante hace que uno de los miembros de la pareja se sienta molesto o enfadado. La pareja puede entonces responder con un comportamiento agresivo o controlador. El otro miembro de la pareja responde a la agresión o al comportamiento controlador de distintas formas, una habitual es con un comportamiento pasivo agresivo.

Transcurrida la situación, la pareja puede tener un periodo de interacciones «normales o saludables», antes de que el ciclo comience de nuevo.

Fases de los Ciclos de Violencia

Los episodios violentos dentro de la relación se producen cuando la tensión en las relaciones de poder existentes aumenta durante las tres fases del ciclo. La violencia física es frecuente en los intercambios que se vuelven cada vez más tensos a medida que avanza el ciclo. El experto afirmó: «Cuando él no satisface las necesidades de ella, siente que pierde poder frente a ella».

Fase I: «De acumulación de tensión»

Una acumulación de pequeñas disputas puede conducir a dificultades a largo plazo dentro de una relación, lo que provoca un aumento de la ansiedad y la hostilidad. Si la víctima busca ayuda, puede evitar entrar en la fase aguda o sufrir un ataque. Esta fase puede durar años, por lo que es aconsejable buscar ayuda.

Fase II: «Del Golpe»

En esta fase es cuando se produce la violencia física.

Fase III: «De idealización o luna de miel»

Donde todo vuelve a la «normalidad», hay un romance, un amor, las cosas mejoran notablemente. Pero es cuestión de tiempo para volver a la fase I y II.

¿Por qué se producen los ciclos de violencia?

La Violencia en la Pareja es un fenómeno psicosocial que afecta a ambos sexos, siendo probable que muchas investigaciones aplicadas al tema estén influenciadas por el número mayor de denuncias provenientes de mujeres, o bien, porque al consultar la prevalencia de violencia de pareja en sondeos, dicha información es omitida por parte de los encuestados/as.1

Los ciclos de violencia pueden desarrollarse por varias razones. Una respuesta más o menos acertada, sería decir que los ciclos de violencia se se generan debido a los patrones de comportamiento de cada persona en la relación.

En general, hay diferentes tipos de ciclos de violencia, cada uno de los cuales tiene sus propias causas y características. Algunas personas son más propensas a desencadenarse y arremeter contra otra persona en un acto de violencia, y sea esta física o psicológica. Mientras que otras pueden ser más propensas a tener un comportamiento pasivo en la relación.

Los ciclos de violencia también pueden ser causados por el entorno en el que se desarrolla la relación. Es decir que la violencia en las relaciones de pareja puede estar condicionada por el entorno. Si una relación de pareja se desarrolla en un entorno estresante o inestable, puede ser más difícil comunicarse y resolver los problemas.

Los ciclos de violencia en las relaciones de pareja también pueden producirse por un desequilibrio de poder y control en la relación.

¿Por qué las relaciones de pareja caen en círculos de violencia? | 4 razones

violencia en las relaciones de pareja

Existen personas que no se permiten caer en un círculo de violencia. Por otro lado, hay otras personas que pueden llegar hasta a siempre siempre tener relaciones con personas abusivas. Allí donde la escalada de la violencia siempre llega a un nivel físico. Para romper este patrón es necesaria una intervención psicoterapéutica.

  • Uno de los miembros de la pareja tiene una personalidad controladora o abusiva. Algunas personas son más propensas a ser controladoras o abusivas. Pueden tener una personalidad que les hace más propensos a reaccionar de forma agresiva o controladora. La violencia en las relaciones de pareja (ciclos de violencia) también suelen desarrollarse en relaciones en las que ambos miembros de la pareja tienen personalidades abusivas.
  • Un miembro de la pareja tiene un acontecimiento desencadenante o un entorno inestable. Los desencadenantes suelen estar relacionados con acontecimientos. Es decir, un hecho traumático (no necesariamente dramático) en un miembro de la relación. Si un miembro de la pareja tiene un acontecimiento desencadenante, como una muerte en la familia o problemas en el trabajo, puede ser más probable que reaccione de forma agresiva. Un acontecimiento desencadenante también puede ser un entorno inestable. Si un miembro de la pareja se encuentra en un entorno inestable, como un trabajo con un alto nivel de estrés puede ser más probable que se desencadene la violencia en la relación.
  • Hay un desequilibrio de poder y control en la relación. Un desequilibrio de poder y control puede estar relacionado con un ciclo de violencia. Si uno de los miembros de la pareja tiene más control y poder en la relación, puede ser más probable que utilice un comportamiento agresivo o controlador. Los ciclos de violencia también pueden producirse si hay un desequilibrio de poder en una relación. Por ejemplo, si un miembro de la pareja lleva más tiempo en la relación o tiene más dinero o educación, puede tener más poder en la relación.

Esto fue un pequeño vistazo o algunas razones por las cuales las parejas caen en círculos de violencia. ¿Por qué pequeño vistazo? Porque cada pareja es un mundo aparte, así que las razones por las cuales la violencia se pueden desencadenar son incontables. Sino pregúntenle a Otelo de Shakespeare, que asesinó a su esposa por los celos que le provocó encontrar un pañuelo en el suelo.

Violencia en las Relaciones de Pareja | ¿Qué hacer si estás en un ciclo de violencia?

violencia en las relaciones de pareja

El primer paso para romper el ciclo de violencia es reconocer que existe.

Luego, incluso antes… debes acudir a terapia. Ya sea terapia de pareja, o terapia individual para trabajar con el rompimiento del ciclo de violencia, y sus huellas en tu autoestima.

Uno de nuestros psicólogos en línea puede ayudarte a puedes trabajar con tu pareja para abordar los problemas que están causando los ciclos de violencia. Discutir los problemas con calma y sin culpar a nadie puede ayudaros a ti y a tu pareja a entender por qué se producen los ciclos y cómo pueden detenerlo.

También puedes buscar el apoyo de un amigo, o un familiar. El apoyo puede ayudarte a ver la situación con más claridad y a romper el ciclo de la violencia. Tanto la familia como los amigos pueden escucharte hablar sobre tu relación o proporcionar información sobre relaciones saludables. Esto puede ayudarte a ver la situación con más claridad y a reconocer cuándo estás cayendo en los ciclos de la violencia.

La violencia en las relaciones de pareja pueden ser de tipos psicológico o físico, pero puede manifestarse de incontables formas. Todas estas diferentes formas de violencia, crean en la relación un agresor y una víctima. La víctima de violencia puede tener un final mortal. Por eso es importante cortar con los ciclos de violencia a tiempo.

Acude a terapia 👈👀

¿Cómo Romper el Ciclo de la Violencia y Reparar tu Relación? | 3 Consejos

Estos consejos para romper los ciclos de violencia en las relaciones de pareja no son ni una orientación, ni una guía. Sírvase sólo como conocimiento.

El primer paso para reparar tu relación es detener los ciclos de violencia es reconociendo que existe.

  • Expresa tus sentimientos: es importante que compartas con tu pareja lo que ocurre en tu vida y en tu corazón. También es importante escuchar los sentimientos de tu pareja para poder entender lo que le pasa.
  • Resolver los problemas juntos: Las relaciones sanas se basan en resolver los problemas juntos. Tú y tu pareja podéis trabajar juntos para resolver los problemas de vuestra relación. Identifica y rompe los ciclos insanos.
  • Las relaciones sanas no tienen ciclos de violencia. Si usted y su pareja identifican los ciclos en su relación, pueden trabajar juntos para romperlos.
  • Acude a terapia de pareja.

Una vez que hayas roto el ciclo de la violencia, puedes trabajar con tu pareja para reparar la relación.

¿Es el ciclo de violencia una mala relación de pareja?

Las malas relaciones existen, pero los ciclos de violencia son diferentes.

Los ciclos de violencia no sólo nos indica que es una mala relación, sino que esta tiene un patrón insano. Los ciclos de violencia en las relaciones de pareja tienen sus raíces en el trauma. Esto significa que la persona que te hace daño probablemente ha experimentado un trauma en su vida, y lo está trayendo a la relación contigo.

Los ciclos de violencia pueden ser aterradores, confusos y difíciles de entender. Si estás en una relación con alguien que es abusivo, puede ser difícil saber cómo responder. Es posible que no sepas cómo poner fin a la relación, cómo protegerte del daño o cómo superar la situación. Afortunadamente, no tiene que pasar por esto solo/a.

La terapia online puede ayudarte a romper el ciclo de la violencia y a superar el trauma. No tienes por qué seguir en la relación o lidiar con el abuso.

Terapia Online

Comparte este post!

Comparte este post!

Contenido relacionado:

Nuevo sistema de referidos Mindy

Contenido1 Referidos Mindy: Invita y Gana1.1 Invita a 2 personas y obtén una sesión gratis.1.2 ¿Solo tengo que invitar o la persona debe agendar para

Últimas publicaciones de nuestro Blog

Si te sientes abrumado/a por la pandemia, te podemos ayudar. Agenda tu primera sesión a mitad de precio hoy mismo.